54 tips para destacar en la carrera de comunicaciones

Imagina que fueras el único comunicador del país.

No solo tendrías mucho trabajo, sino que, gracias a la alta demanda, este aumentaría su valor al punto de que contratarte sería un privilegio para muchas empresas.

Pero, ¡volvamos a la realidad!

Si siempre has soñado tener un trabajo que te permita viajar, comprar una casa o un auto, o tener cierta libertad financiera, y a la vez has estudiado comunicaciones, debes saber lo siguiente:

Destacar o ser uno más del montón es la diferencia entre que logres tus metas o no.

¿Por qué destacar? Dos razones fundamentales

Ser el mejor te da grandes oportunidades.

Estas oportunidades son aquello que te permitirá alcanzar tus objetivos.

Si quieres viajar a otro país de vacaciones, necesitas “hacer caja” (es decir, juntar mucho dinero) para costearlas.

Pero, supongamos que no tengas una meta tan ambiciosa y que, más bien, piensas en tener un trabajo estable.

Aquí encontraremos una segunda razón: la mayoría de campos laborales son dinámicos y, posiblemente, alguien más capaz que tú podría reemplazarte.

Sé que es difícil entenderlo, pero las empresas buscan el mejor personal que pueda brindarle los más altos resultados.

Si logran conseguir a alguien mejor que tú, que requiere de menor paga y que promete mayores logros, ¿lo más lógico no sería contratarlo?

No te quiero asustar, pero te enfrentarás a ello en tu vida profesional.

Piensa como jefe y recuerda esta frase: “Aquí NADIE es indispensable”.

¿Cómo destacar? Algunas recomendaciones

Pues, revisar esta lista es el primer paso.

Sin embargo, no creas que leerla será suficiente: debes aplicarla.

Estos tips no te servirán de absolutamente nada si no los pones en práctica.

Ahora, en mi experiencia te puedo recomendar lo siguiente:

  1. Guarda esta lista en tus marcadores. No la leas una vez y ya. Tenerla siempre contigo hará que no se pierda y que puedas leerla de vez en cuando.
  2. Piensa cómo podrías aplicar el tip que leas en tu vida real. No somos adivinos para saber dónde estudias, ni en qué ciclo estás o qué oportunidades tienes, pero tú sí. Es tu trabajo pensar muy bien las formas exactas de aplicar esta lista.
  3. Da una rápida revisión a esta lista de forma interdiaria. De esta forma, tendrás estos tips más presentes en tu día a día y será más fácil aplicarlos.

Sin más preámbulos, veamos los 54 tips que necesitas seguir para destacar como comunicador.

Los 54 tips para destacar

  1. Siempre pregunta en clase

Como sabes, todo comunica. Es importante que muestres una imagen de estudiante inteligente, que atendió la clase, que realmente está interesado en esta y que incluso tiene algunas consultas adicionales.

  1. Vuélvete delegado o asistente de cátedra

Recuerda lo siguiente: los docentes te pueden abrir muchas oportunidades. La mayoría de ellos trabajan en empresas de comunicación, instituciones del Estado, centros de investigación, entre otros. Tener un trato cercano y profesional con ellos te permitirá, en algún momento, preguntarles sobre prácticas profesionales o pasantías.

  1. Procura vestirte bien

La imagen no lo es todo, pero sí la imagen que muestras a los demás. Como comunicador, entiendes que crear una buena imagen es una inversión. Deja la ropa deportiva y las zapatillas gastadas y mantén una vestimenta sport-casual. ¿Ropa de marca? No es necesaria, pero si está en tus posibilidades, hazlo. Conseguir exclusividad a bajo costo, muestra de una imagen creativa o ejecutiva, siempre es posible.

  1. Arréglate el cabello y mantén una buena fragancia

Denotar un perfil profesional implica tener buena higiene. Compra una buena colonia, báñate con regularidad y cepíllate luego de comer. Recuerda, no es un gasto, sino una inversión. ¡Que sea un hábito!

  1. Amplía tu red de contactos 

¿Haz escuchado la frase “dime con quién andas y te diré quién eres”? Esto se aplica mucho a nivel universitario. Si solo andas con gente que piensa en el fin de semana para salir de fiesta, pues estás en un gran problema. Y, ojo, el problema no es juntarte con ellos, sino solamente estar con ellos. Amplía tus círculos amicales, muchos buenos trabajos se obtienen gracias a contactos y así es como normalmente se obtienen.

  1. Sé puntual

Si siempre llegas tarde a clase, ¿no crees que cualquiera pensaría que también llegarás tarde a tu trabajo? He conocido a ciertas personas que salieron de la vista de ofertantes de empleo porque, básicamente, tenían miedo de que llegaran tarde a su trabajo.

  1. Encuentra lo que más te gusta

Dejando de lado el primer año, tienes cuatro años (al menos en el Perú) para saber en qué campo de la comunicación te mueves como pez en el agua. No tengas miedo a probar, muchas empresas están abiertas a recibir pasantes no pagados. A ti te dará la oportunidad de saber dónde te sientes cómodo y a ellos les convendrá tener a alguien que trabaje para ellos.

  1. Especialízate en algo y dedícale al menos dos horas al día

Este tip se relaciona con el anterior. Una vez que encuentras lo que te guste, especialízate en ello. ¿Te gusta la fotografía? Agarra tu cámara tan pronto te levantes y practica. ¿Amas lo digital? Toma cursos de marketing digital como loco. Por ejemplo, podrías empezar por WordPress para Comunicadores (es gratis). Supongamos que encuentras ese campo de tu preferencia en enero del cuarto año de tu carrera. Si le dedicas dos horas al día durante los siguientes dos años, tendrás 730 horas de aprendizaje cuando egreses.

  1. Crea tu perfil en LinkedIn

LinkedIn es una red social mucho más profesional que Facebook. Empieza a trabajar en mejorar tu perfil profesional, haz contactos, comparte contenido de calidad y crea el tuyo propio. Si gastas dos horas al día en Facebook, intenta invertir al menos una en LinkedIn. Tu futuro yo te lo agradecerá.

  1. Suscríbete a 20 blogs sobre el tema de tu especialización

En mi caso, siempre me gustó el marketing de contenidos. Una de mis primeras acciones cuando encontré a dónde quería apuntar fue suscribirme a todo blog de esa temática. Diariamente recibo nuevos artículos sobre las últimas tendencias, tips, recomendaciones, estudios de caso y más. Es una forma gratuita y automática de mantenerte actualizado.

  1. Aprende inglés

Debes saber lo siguiente: es probable que los mejores contenidos de una temática en particular estén en inglés. Y si no lo sabes, te pierdes de mucho. Actualmente hay muchas, tal vez miles, de formas de aprender inglés de forma gratuita. Si no puedes costearte un buen instituto, aprovecha las maravillas de la Internet.

  1. Olvídate de tontear en redes sociales

Esto sonará duro, pero la empresa a la que postules querrá saber a quién está contratando. Si te ves como alcohólico, muy sarcástico o si compartes humor negro, posiblemente lo piensen dos veces antes de llamarte. Si necesitas un espacio para reírte, usa otra cuenta.

  1. Mantén una alimentación saludable

Esto sonará mucho más duro que lo anterior, y probablemente ofenda a muchos, pero ser obeso puede ser sinónimo de ser poco disciplinado. No necesariamente es así, existen enfermedades hormonales que lo causan. Ahora, mantener un estilo de alimentación saludable no solo mejora tu imagen, sino que incrementa tu productividad, evita tu ansiedad y la fatiga, aumenta tu autoestima, entre muchos otros beneficios.

  1. Haz ejercicio regularmente

Mente sana en cuerpo sano. Ir al gimnasio tiene múltiples beneficios para tu salud, mejora tu salud cardiovascular, te proporciona energía y mejora tu estado del ánimo. Sin embargo, uno de sus mayores beneficios es que despeja tu mente y es excelente para desestresarte. Muchas de mis mejores estrategias de marketing se me ocurrieron mientras hacía ejercicio.

  1. Siempre ten un lugar donde anotar

Puede ser tu celular o una libreta, aunque yo prefiero lo primero. Esto es vital porque la “idea del millón de dólares” puede pasar por tu cabeza en los lugares menos esperados (en medio de una cena familiar, en medio de una discusión de novios). Si se te ocurre una idea buena para un proyecto o una tarea, date 10 segundos para anotarla y vuelve a lo que estabas. Envíate audios si estás demasiado apresurado.

  1. Júntate con los mejores

¿Debes formar un grupo para un trabajo? Muchas veces escogemos a nuestros amigos más cercanos por un tema de confianza y empatía, pero, si quieres realmente destacar y volverte uno de los mejores, intenta hacer grupo con quienes tengan mayor desempeño. Rodearte de estas personas no solo te motivará a trabajar más, sino que también te permitirá aprender de ellos.

  1. Conoce a los mejores

Tal vez te preguntes en qué se diferencia esto de lo anterior. Pues, es sencillo. Supongamos eres el jefe de marketing de una empresa de helados y, aunque eres altamente eficiente y un excelente gestor, tus proveedores incumplen fechas, las agencias que contratas logran bajos resultados y tus trabajadores no hacen bien su trabajo. No basta con ser el mejor, sino que debes conocer los mejores y lograr que trabajen bien contigo. Puedes no ser el más preparado, pero si conoces al mejor redactor de tu curso, al diseñador más creativo de tu curso y al fotógrafo más talentoso, tu coordinación tendrá un alto valor e, incluso, podrías destacar como gestor o jefe.

  1. Crea un competidor

Este es uno de mis secretos más oscuros (en realidad, no). Este tip es sencillo: es altamente probable que uno de tus compañeros haya conseguido grandes logros en poco tiempo. Trázate la meta de superarlo. Mantener ese objetivo te ayudará a estar motivado y, sobre todo, a esforzarte mucho más que los demás. Recuerda: aún si no lo logras, habrás progresado bastante.

  1. Organiza trabajos contra el tiempo

Hace mucho participé en una hackatón (un evento de dos días donde debes desarrollar una solución tecnológica). La presión por el corto tiempo y el objetivo de ganar hicieron que aprenda muchas cosas que no sabía. Aunque mi equipo llegó a ganar el primer premio, mi mayor satisfacción fue el aprendizaje obtenido. Ahora, tú también puedes organizar actividades similares como comunicador: crear una propuesta completa de campaña para navidad en 2 días, elaborar un calendario de redes sociales en 1 hora y mucho más.

  1. Aprende de tecnología

Sea cual sea tu área de especialización, ten en cuenta que la tecnología es una de tus principales aliadas. Mantén tus trabajos más importantes en Google Drive (esta plataforma cuenta con almacenamiento ilimitado para estudiantes) o Dropbox. Organiza tu día y agenda reuniones en Google Calendar. Utiliza Trello o Asana para organizar proyectos y tareas. Por último, un conocimiento intermedio de Excel o Google Sheets es siempre necesario.

  1. Ahorra tiempo para invertirlo

Nunca aprecié tanto mi tiempo como estudiante hasta que carecí de él como profesional. Lo primero que necesitas hacer es ahorrar. Aprovecha tus tiempos entre cursos para reuniones de trabajo y no para “hacer hora”. Evita las horas punta (en transportes y restaurantes) y utiliza hangouts para trabajos grupales (y así no tienes que gastar dos horas del día en ir a la casa de tu compañero).

  1. Crea una agenda diaria antes de empezar el día

No todo en la vida son estudios, pero tampoco pases demasiado tiempo relajándote. Haz una agenda de tu día, incluso para distraerte o pasarla bien con tus amigos. Tus estudios son un compromiso y debes respetarlos. Si necesitas irte antes de una reunión para ir a un evento, hazlo.

  1. Escoge a los mejores profesores, no a los más fáciles

Si has decidido tomar en serio tu carrera, sabrás que la nota no es lo más importante. Obviamente, las buenas calificaciones pueden conducirte a becas o, algunas veces (muy pocas) a ser mejor considerado en un trabajo. Sin embargo, escoger a profesores exigentes, con amplia experiencia y que sean muy críticos con tu trabajo te generará mayores beneficios que alguien que te apruebe simplemente por asistir.

  1. Manténte en el tercio superior

Todo tiene sus límites. Estar en un buen puesto en tu facultad te permitirá demostrar tu dedicación y seriedad con tus estudios. No tienes que ser el primero, ni estar dentro de los cinco primeros, pero tampoco es muy bueno que salgas de este límite.

  1. Crea una web de marca personal

Invertir en ti mismo es una inversión segura. Una web de marca personal equivale a un CV en línea. En realidad, esta va más allá de eso (tu primer CV digital debe ser tu perfil de Linkedin). En esta web debes añadir lo siguiente: artículos tuyos sobre tu temática de especialización, tu portafolio de trabajo, tu participación en eventos y cursos de tu área y, finalmente y lo más importante, los servicios que ofreces (todo lo que puedas hacer) y cómo contactarte.

  1. Haz amigos de otras carreras

En este punto, te habrás dado cuenta que hacer contactos es algo necesario. Pero, en particular, este es un tip bastante valioso. Supongamos que decides especializarte en comunicación gráfica (manuales de identidad, logos, slogans) y cuentas con amigos de ingeniería de sistemas que tienen proyectos de aplicaciones o sistemas web. ¿Sabes lo valiosos que son estos contactos a la hora que necesiten logos para sus proyectos o servicios de marketing digital para promocionar sus productos?

  1. Pide consejos a docentes

Cada persona es única y, en consecuencia, su contexto también. Hay muchos factores a tu alrededor que pueden condicionar tu desarrollo profesional. Pero, ¿sabes quién tiene una perspectiva bastante clara sobre qué oportunidades existen? En muchos casos, los profesores universitarios. ¿Tienes dudas sobre algún trabajo? O, tal vez, ¿sobre la especialidad que escogiste? Pregunta, una perspectiva profesional podría salvarte la vida.

  1. Empieza a laborar desde segundo año

Estamos en un mercado bastante competitivo. Si esperas a egresar para recién buscar empleo, la tendrás súper difícil. Así que, mejor previene y métete a algo (y de pasada descubre si es lo que te gusta). Por ejemplo, puedes empezar como voluntario de comunicaciones en alguna ONG, o como pasante en una agencia.

  1. Aprovecha tus vacaciones 

Destacar implica hacer lo que pocos (o nadie) hace. Las vacaciones entre semestres son perfectas para tomar cursos, realizar pasantías o trabajar en proyectos propios. ¿Ir a la playa? Claro, pero también dedícale tiempo a tu desarrollo profesional.

  1. Descansa sólo un día a la semana

Acostúmbrate a usar los sábados y domingos de forma inteligente. Normalmente, uno suele desconectarse de todo desde el viernes en la noche hasta el domingo en la tarde. En realidad, solo necesitas despejarte los domingos.

  1. Invierte bien en cursos en línea

Los cursos en línea suelen ser económicos, se acomodan a la agenda de uno y son perfectos para aprender de un nuevo tema o entender bien algún tema muy específico (como: Curso de Ilustración Avanzada con X Herramienta integrada con Y). Siempre empieza por cursos virtuales, sobre todo para lo teórico.

  1. Invierte bien en cursos presenciales

Invertir de forma adecuada en cursos presenciales implica que no gastes en algo que encuentres fácilmente en Internet (como un curso de Word básico). Tampoco inviertas en cursos teóricos de temas que podrías leer en un libro o tomar en cursos virtuales (como un curso de Introducción a la Comunicación Interna). Mi recomendación es que aproveches los cursos presenciales cuando sientas que necesitas algo así como una consultoría. ¿Curso de Facebook Ads presencial? Claro, pero debes ir con un proyecto propio, consultar sobre experiencias propias y consultar recomendaciones específicas del docente.

  1. Inicia un proyecto propio

Un proyecto propio es perfecto para demostrar que lo sabes. Incluso si lo haces mal, sabrás en qué fallaste y podrás preguntar sobre cómo hacerlo bien. Ahora, si logras buenos resultados, esta es una excelente (probablemente, la mejor) carta de presentación cuando postules a un empleo.

  1. Únete a grupos de investigación y comunidades

Debes mirar más allá de las clases y formar parte de grupos de personas afines a tu área de especialización. Estos contactos tal vez no sean clave para conseguir un buen empleo (porque son tu competencia), pero puedes aprender mucho de ellos.

  1. Tus familiares podrían conseguir tu primer trabajo como practicante

No subestimes el poder de las relaciones familiares. Conseguir tus primeras prácticas puede ser difícil, más aún cuando posiblemente compitas contra cientos de personas. Si necesitas algo de ayuda en este primer paso, siempre podrás pedir ayuda a tu parientes. Para conseguir tu segundo trabajo, probablemente no los necesites.

  1. Aprende algo que nadie más sepa

En mi caso, fueron los sitios web. Casi ningún otro comunicador en mi facultad sabía desarrollar webs y este fue uno de mis mejores skills, ya que me permitió conseguir trabajo con facilidad y ganar bastante dinero con proyectos freelance. Algunas recomendaciones: sistemas de chatbots, sitios web, analítica avanzada, SEO y e-mail marketing.

  1. Fortalece tus habilidades blandas

Si eres algo introvertido o poco sociable, tienes un gran trabajo por hacer. Es importante que refuerces tus mayores debilidades, más aún cuando están relacionadas con tu capacidad para las relaciones sociales. Mi consejo: toma cursos de oratoria, liderazgo, coaching, entrenamientos para la timidez, entre otros.

  1. Duerme lo suficiente

Dormir poco no equivale a sacrificio. Por lo general, significa gestionar mal tu tiempo. Duerme al menos ocho horas diarias. Trabajar con sueño es improductivo y muy malo para tu salud.

  1. Lleva algún curso de etiqueta social

Esto es bastante opcional y relativo, sin embargo, cumplir con ciertos protocolos sociales reduce las brechas de comunicación entre una persona y otra. Es altamente probable que tu próximo jefe o el gerente de la empresa donde trabajes tenga un estilo de vida acomodada. Mantener ciertas formas puede ayudarte mucho para que te contraten o para pedir un aumento salarial.

  1. Sonríe

Mantén un estado de ánimo que los demás admiren. Aunque suene mal, las personas que transmiten energía y buen humor destacan entre las demás. No digo que debas sonreír siempre, pero sí que lo hagas en el momento adecuado.

  1. Recompénsate

¿Has tenido un día productivo? ¿O has conseguido alcanzar alguna meta anhelada? Si ha sido así, anímate a seguir haciéndolo. Cómprate algo que te guste, date una buena merienda o mira algún vídeo que te guste.

  1. Controla tus tiempos y mejóralos

Saber cuánto te toma una tarea es bastante útil para agendarla. Por ejemplo, supongamos que redactar un artículo de 1,000 palabras te toma 4 horas. Primero, debes tener un “historial” para tener un promedio. Para algunos temas, el tiempo será de tres horas y para otros será de cinco. A partir de este promedio, trázate una meta, intenta concentrarte más o mejorar tu velocidad de redacción. A medida que vayas avanzando y midiendo (sin perjudicar la calidad de lo que hagas) verás que tus tiempos de trabajo mejoran.

  1. Haz un plan de desarrollo personal

No necesitas algo muy complejo, pero sí determinar a dónde quieres llegar y los pasos que necesitas para lograrlo. Por ejemplo, si quieres ser un desarrollador web, puedes proponerte aprender WordPress en dos meses, aprender de programación en otro mes y realizar tu primer proyecto (así sea gratis) para el cuarto mes. Ten este plan en un lugar accesible y trabaja cada día por cumplirlo.

  1. Sé humilde y aprenderás mejor

Muchas veces podemos creer que sabemos mucho de algo. En mi caso, pensé que era un estratega nato. Realmente, no era así, puesto que me faltaba mucha experiencia. Ten en cuenta que siempre puedes aprender mucho de los demás, y que, probablemente, no seas el mejor (todavía).

  1. Vuélvete exclusivo

Toma este tip con pinzas. A medida que avanzas en tu desarrollo profesional te llegarán muchas oportunidades de trabajo. En el mejor de los casos, estarás bastante ocupado con un buen trabajo. Ahora, no puedes decirle que sí a todo. Aprende a decir que no a propuestas no tan convenientes (como aquellas que ofrecen un salario inadecuado o bajo para ti). La mejor forma de decir que no a una mala oportunidad es indicando lo mucho que cobras (podrías duplicar o triplicar la cifra) o indicando que actualmente estás ocupado en varios proyectos y que no te gustaría incumplir compromisos con esta persona.

  1. Toma la iniciativa y sé proactivo

Todo buen jefe ama la proactividad. Un empleado preocupado por su trabajo, que busca nuevas ideas y que innova en lo que hace es, prácticamente, el trabajador perfecto. Si quieres destacar en tu carrera, hazlo tanto en tu trabajo con en tus actividades cotidianas.

  1. Genera confianza en los demás

Ser el mejor en algo también equivale a ser el más confiable. He conocido, personalmente, a muchos redactores que no cumplen fechas de entrega, tienen errores ortográficos o que suelen entregar un mal trabajo. Los mejores redactores son cumplidos, no tienen errores o muy pocos) y entregan artículos de calidad. Si necesito confiarle un trabajo importante a alguien, ¿a quiénes crees que les confío el trabajo?

  1. Brinda soluciones, no problemas

Algo que aprendí a lo largo de los años y, a pura observación, es que los mejores gerentes se caracterizan por manejar todo tipo de problemas con soluciones efectivas. Ahora, si recién comienzas es normal que preguntes, pero debes acostumbrarte a proponer tú mismo estas soluciones. A 9 de cada 10 jefes les encantará eso. Eso es ser un buen profesional.

  1. Encuentra un mentor (o retroalimentación)

Buscar a alguien que sea tu mentor puede ser algo difícil, más aún si tienes dificultades para relacionarte. Un aspecto indispensable para destacar en tu carrera es pedir retroalimentación sobre lo que estás avanzando. ¿Esto es algo solo de practicantes? Pues no, también los profesionales y muchos jefes lo hacen. De todas formas, encontrar a alguien con quien compartir tus logros, metas personales y profesionales puede impulsar mucho tu carrera.

  1. Ingresa a una startup

Las startup son modelos de negocio altamente disruptivos y volubles. Se dice que trabajar un año en una startup equivale a diez años en un trabajo real y, algo de cierto tiene esta afirmación. Al entrar a una startup (probablemente, como voluntario) harás miles de cosas, a la vez que tendrás que probar muchas estrategias y tácticas para ayudar a crecer el negocio. Si soportas bien el trabajo bajo presión y los proyectos “para ayer”, no dudes en trabajar para una startup.

  1. Toma riesgos

Eres joven, no tienes muchas responsabilidades y probablemente tengas el respaldo de tu familia. Mi consejo es que tomes riesgos. ¿Ahorraste dinero? Viaja y toma un curso en otro país, toma un diplomado o invierte en un proyecto propio. Recuerda que si fallas, no pasa absolutamente nada. Si te va bien, serás de aquellos pocos que lo lograron.

  1. Sé persistente y perseverante

Todo el mundo se rinde a la primera, a la segunda y no vuelve a intentarlo. La clave para destacar es hacer algo que nadie más hace, y muchas veces esto se logra intentándolo muchas veces. ¿Quieres volverte viral en Instagram? Inténtalo. ¿Quieres crear un vídeo viral y obtener un millón de visitas en Youtube? Inténtalo hasta lograrlo.

  1. Aprende a ser disciplinado

A mí me funciona mucho irme a un Starbucks y trabajar 6 o 7 horas seguidas. Gasto alrededor de $3 dólares en un espacio de trabajo donde puedo concentrarme y en el cual consumo un litro de café. ¿Buena oferta, verdad? Pues, también debes encontrar ese espacio y tiempo en el cual eres más productivo a fin de aprovecharlo al máximo. Algunas recomendaciones: trabajar desde casa es difícil si te distraes fácilmente, algo de café puede ayudar, come ligero antes de trabajar y no te sobreesfuerces (terminarás odiando lo que haces).

  1. Asume retos

¿Recuerdas el tip de organizar trabajos contra reloj? Este es el siguiente nivel: acepta trabajos de alta dificultad y exígete a ti mismo. Cuando nos sentimos presionados, evitamos la procrastinación y trabajos duro y parejo. Solo ten cuidado de no quedar mal y ten un plan B (como conocer a alguien que sepa hacer el trabajo y a quien puedas pagarle por si las cosas salen fuera de control).

  1. Suscríbete a Todo sobre Comunicación

Por último, al suscribirte a Todo sobre Comunicación recibirás los mejores contenidos creados exclusivamente para que destaques en tu carrera como comunicador. Es completamente gratis.

 

 

¿Te gustó esta lista? Coméntanos qué te pareció, ¡nos encantará leerte!

[Total:2    Promedio:5/5]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *