Las 4 mejores prácticas para mejorar el clima laboral en tu empresa

Cada vez es más difícil crear un clima laboral con el cual nos sintamos cómodos.

Diferencias generacionales (como trabajar con alguien mucho mayor o menor que tú), psicológicas (como ser demasiado extrovertido para alguien más reservado) e incluso profesionales (el típico conflicto entre ingenieros y comunicadores) son situaciones con las cuales debemos aprender a lidiar.

Pero, ¿cómo hacerlo? ¿Cómo empezar a construir un “segundo hogar” en nuestro lugar de trabajo?

1. La tecnología es tu mejor aliada

¿Sabías que muchas personas se pasan hasta cuatro horas diarias en el tráfico para llegar a su centro de labores? ¡Es prácticamente un trabajo a medio tiempo!

Muchas veces no pensamos en los grandes beneficios de la tecnología y seguimos viviendo como robots cuando la solución a muchas de nuestras molestias están frente a nosotros. Específicamente, en la pantalla de nuestros ordenadores.

¿Sabías que existen herramientas como Slack, Asana, RescueTime, entre otras, que facilitan mucho el teletrabajo? Pues sí, la gestión de personal nunca antes había sido tan fácil.

Muchas compañías utilizan Slack para promover la comunicación efectiva entre equipos de trabajo, otras utilizan herramientas de gestión de proyectos como Asana para medir la productividad de sus trabajadores.

Otras reducen la jornada laboral a cuatro días en oficina y uno en casa. Esto tiene el fin de que el empleado pueda aliviar (en algo) el estrés del tráfico y… trabajar con pantuflas desde casa, tomar una siesta en la tarde y al día siguiente regresar renovado a su centro de labores.

Obviamente, cada negocio es diferente y cada persona es única. Es posible que trabajar desde casa sea un gran error para muchas personas (tal vez porque se relajan demasiado) o porque la naturaleza de la organización requiere de que su personal trabaje en oficina (como un equipo de vendedores de celulares).

Una recomendación: Haz pequeños cambios. Utiliza Slack y comparte imágenes motivadoras diariamente a tu equipo de trabajo. Coordina con tu equipo para empezar a trabajar desde casa al menos un día cada dos semanas y, de funcionar, intenta aumentar la frecuencia.

2. La comunicación cara a cara mejora la empatía

En un mundo tan moderno y digital, solemos omitir la comunicación persona a persona.

Sin embargo, a diferencia de la comunicación a través de medios digitales, la comunicación interpersonal puede generar mayor confianza y empatía con tus empleados.

Una de las mejores cualidades de un gerente no es, necesariamente, sus conocimientos técnicos sobre su campo, su experiencia o su visión, sino cómo logra comprometer y motivar al personal para que alcancen los resultados planteados.

Y esto último, por lo general, es algo muy difícil de lograr.

Para mejorar el clima laboral de una empresa es necesario crear una cultura donde la comunicación interpersonal entre jefe y empleado sea parte de la rutina diaria.

3. La retroalimentación como forma de empoderar al personal

La comunicación no siempre debe ser de arriba hacia abajo (de jefes a empleados), sino también fluir de abajo hacia arriba.

Poder informarle a tu jefe sobre tus problemas laborales, nuevas propuestas o mejoras en su lugar de trabajo brinda siempre una sensación de comodidad.

Esta es la clave para construir buenas relaciones de confianza con tus empleados.

Hay situaciones donde la empresa puede estar en crisis sin que los gerentes sepan nada. Y es allí donde un buen clima laboral es relevante para la supervivencia de una empresa.

Habrán momentos de bonanza, pero también períodos donde los empleados deban trabajar de más o ser pacientes con retrasos en sus pagos.

Es aquí donde algo tan poco valorado como la comunicación se vuelve un factor clave y decisivo. Si has construido una buena cultura organizacional, tratas bien a tu personal y a tus compañeros de trabajo e incluso mantienes relaciones estrechas con ellos, podrás manejar mejor tus crisis e incluso prevenirlas.

4. Reconocimientos públicos y premios

Si en tu organización miden muy bien el rendimiento de  sus trabajadores, uno de los pasos lógicos siguientes es premiar a los más destacados.

Un trabajo bien hecho, ayudar a un compañero, una buena atención al cliente, los años en la empresa e incluso ascensos siempre serán un motivo para un reconocimiento público.

Es importante generar un clima de sana competencia entre los miembros de la organización. Esto no solo puede mejorar su rendimiento, sino volver más interesante el trabajo que realizan.

[Total:1    Promedio:5/5]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *