WordPress para Comunicadores (01): Introducción a WordPress (y los Gatos)

¡Hola! ¡Bienvenido al curso de WordPress para Comunicadores!

Primero que nada, has leído bien: este curso incluye gatos.

Sí, a diferencia de los cientos o MILES de cursos sobre WordPress que encontrarás en la web, he planeado este curso para que no sea una guía aburrida, teórica o completamente técnica.

Me he propuesto hacer algo totalmente diferente, un curso fuera de lo común.

¿Cómo así?

Pues yo creo que aprender debe ser divertido, una experiencia tan placentera como saborear un postre o acariciar un gato (o acariciar un postre) y… ¡vamos al curso!

Primera parte: El curso

Seguro te preguntarás qué rayos aprenderás acá, así que te lo diré de la forma más resumida posible: aprenderás a crear sitios web.

Pero esto solo es la cereza del pastel.

1. ¡Vayamos al grano!

En primer lugar, si estás leyendo esto es porque eres un estudiante o profesional de alguna carrera relacionada a la Comunicación.

Probablemente estudies o hayas estudiado Ciencias de la Comunicación, Comunicación Social, Marketing, Publicidad, Periodismo, y un largo etcétera de variaciones o carreras afines.

Si no es así, pues no somos adivinos (¿o tal vez sí?).

Sea cual sea tu especialidad, debes saber que crear sitios web es una habilidad que te ayudará a destacar profesionalmente.

¿Cómo así? Bueno, aquí te doy cinco razones:

  1. Si quieres fundar un medio de comunicación propio o independiente, necesitas una web.
  2. Si te gustaría tener un blog propio, necesitas una web.
  3. Si requieres tener un espacio donde publicar tus trabajos, tu portafolio o información de tu marca personal, necesitas una web.
  4. Si planeas aplicar marketing digital en un proyecto real, necesitas una bendita web (en la mayoría de casos).

Y la quinta razón es la que actualmente aplico en mi vida: necesitas una web para ganar dinero haciendo webs.

Resultado de imagen para CAT MONEY
Advertencia: No te harás millonario de la noche a la mañana haciendo webs, aunque es un buen comienzo.

2. Pero, ¿por qué debería tomar este curso?

Primero, te diré por qué no deberías tomar este curso:

  • Si prefieres gastar cientos de dólares en un curso “presencial” de WordPress.
  • Si necesitas contar con un horario fijo en lugar de estudiar cuando tú lo desees.
  • Si odias el éxito.
  • Si tienes tanto dinero que necesitas gastarlo en cursos virtuales de dudosa calidad.
  • Si no te gustan los gatos (hablo en serio, en este curso verás muchos).
  • Si te gusta quedarte sólo con lo que te enseñan en la universidad.
  • Si la tecnología no es lo tuyo y crees que la tierra es plana.

Dejando las bromas de lado, debes tomar este curso porque contribuye directamente a mejorar tu desarrollo profesional.

Además, WordPress para Comunicadores se caracteriza por ser:

  • De alta calidad (tu tiempo es valioso, no lo desperdicies en cursos malos).
  • Fácil de aprender (tu tiempo es valioso x2).
  • De libre disponibilidad (aprende desde cualquier lugar y a la hora que desees).
  • Abierto a críticas y comentarios (si deseas que mejoremos algo, no dudes en escribirnos).
  • Gratuito (sí, por más increíble que parezca).
Resultado de imagen para free meme
Muy pronto lanzaré un curso sobre memes… ¡muy pronto!

3. ¿Qué aprenderé?

“¿Qué clase de pregunta es esta?” “¿No aprenderé a crear un sitio web?”

Pues sí, ¡pero existen muchísimos tipos de web!

Hay webs para fotógrafos, diseñadores, restaurantes, inmobiliarias, colegios, canales de TV, etc.

También hay webs buenas, regulares, malas, pésimas… y esta.

Algo que debes saber es que cada rubro tiene su propio público objetivo y, al ser así, las necesidades digitales de estos segmentos son altamente variables.

En consecuencia, los sitios web de un restaurante lujoso y de un albergue para perros serán totalmente diferentes.

Ahora, dado que este es un curso enfocado en comunicadores, nuestros proyectos de fin de curso serán los siguientes:

  1. Sitio web para medio de comunicación / portal de noticias.
  2. Blog personal.
  3. Sitio web de marca personal.

Sí, trabajaremos con proyectos reales.

Cada lección te brindará los conocimientos suficientes para que tú mismo puedas desarrollar tu propio proyecto.

4. ¿Qué necesito para comenzar?

Necesitas simplemente saber leer.

Bueno, en realidad, necesitas dinero (poco), tiempo (regular) y ganas (muchas).

1. Dinero

Para tomar este curso necesitas invertir aproximadamente $4.

Básicamente, es el costo de un mes de servicio de hosting y el costo de alquilar un dominio por un año.

Este tema lo veremos a detalle más adelante, pero un dominio en Namecheap te cuesta $1.18 por un año y el hosting, $2.88 por mes.

Donde vivo, $4 dólares equivale al almuerzo de un día. También es el precio de un kilo de arena para mi gato.

Como ves, no necesitas mucho dinero para empezar.

Ahora, lo que más recomiendo es que pagues todo el año de hosting (es $15.44), pero depende de tu solvencia económica.

2. Tiempo

Para aprender bien este curso, necesitas entre 3 y 6 horas a la semana.

Todo depende de tu ritmo de aprendizaje y de qué tan lejos quieres llegar.

Puede que decidas dedicarle toda la tarde del sábado y llegarás a un buen nivel en un dos o tres meses, o tal vez decidas dedicarle una hora al día y termines este curso en menos de un mes.

Al final de cada lección te brindaré unos enlaces de lecturas complementarias para que puedas reforzar lo aprendido en clase.

3. Ganas

Por último, un requisito indispensable es echarle ganas y ser perseverante.

No dejes a medias este curso porque, de pronto, te parece algo difícil.

El camino hacia el éxito profesional está lleno de obstáculos y fracasos, y mientras mayor sea el reto, mayor será la recompensa.

De hecho, te contaré que quien escribe este curso obtuvo su primer trabajo como comunicador gracias a saber lo básico de desarrollo web.

Segunda parte: Fundamentos de la web

En esta sección te explicaré cómo funciona el “mundo digital” (puede que por eso le digan “digi-mundo”).

Bueno, en verdad solo te enseñaré una pequeña parte: los sitios web.

1. ¿Qué es un sitio web y cómo funciona?

Un sitio web es, sencillamente, un conjunto de archivos que interactúan entre sí.

Cuando ingresas a un sitio web, en realidad estás descargando este conjunto de archivos y gracias a tu navegador (Chrome, Firefox, Safari, etc) puedes visualizarlos correctamente.

Resultado de imagen para cat park
Esta imagen ha sido subida a un servidor. Al ingresar a esta página web, la has descargado (automáticamente) y la visualizas gracias a tu navegador. Sencillo, ¿verdad?

Pero, ¿qué hace exactamente el navegador?

El navegador es como un intérprete. Le das el archivo A, archivo B y archivo C y este te presenta una interfaz D en cuestión de segundos, y sobre la base de A, B y C.

¿Y así funciona la web?

Sí, en su nivel más básico, la Internet está basada en la transferencia de archivos entre computadoras. En esencia, descargas un conjunto de archivos desde un servidor y, una vez que está descargados, puedes ver el sitio a través de un navegador.

¿Servidor? ¿Qué es eso?

Los servidores son ordenadores (o “computadoras”) que almacenan sitios web, aplicaciones, bases de datos, sistemas y más.

Es algo así como el almacén donde entran todos los archivos que componen un sitio web.

Y sí, ¡te estás conectando a otra “computadora”!

De hecho, el origen de la Internet está basado en la conexión entre computadoras en una escala global. Interesante, ¿verdad?

¿Cómo se compone un sitio web? ¿Qué es este “conjunto de archivos”?

Ok, hablemos de este “conjunto de archivos”.

SiliCodeValley distingue dos tipos de archivos que componen un sitio web:

  • Los archivos de código (HTML, CSS y Javascript).
  • Los archivos multimedia (las imágenes, vídeos, audios, documentos).

¿HTML, CSS y Javascript? ¿Qué son esas raras siglas y qué significa eso de “archivos de código?

En primer lugar, los archivos de código son aquellos que se encargan de la estructura, los estilos y la interactividad de un sitio web.

A diferencia de los archivos multimedia (básicamente, imágenes, vídeos, audios, documentos), los archivos de código definen, por ejemplo, qué tan grande es la tipografía del título, los colores de los textos, si el menú será horizontal o vertical, el texto de un artículo web, o qué hará un botón al hacerle click.

Pero, veamos cada punto en detalle:

  1. Los archivos HTML (.html) definen la estructura de un sitio web. Por ejemplo, a través del HTML se define que primero irá el menú, luego una sección con dos columnas (una de texto y una barra lateral de novedades) y al final una sección de pie de página.
  2. En cambio, los archivos CSS (.css) definen los estilos (tipografía, colores, formas) de un sitio web. Por ejemplo, a través de CSS puedo indicar que el tamaño de fuente de todos mis títulos sean de 20 píxeles o que su tipografía será Arial Black.
  3. Por último, los archivos Javascript (.js) definen la interactividad de un sitio web y es el único lenguaje de programación entre los archivos de código. Por ejemplo, puedes hacer que un botón en tu sitio web genere la aparición de un pop-up.

Espera, no sabia que debía aprender programación…

Si quisieras dedicarte a desarrollar webs en WordPress, eso sería lo más recomendable. En este curso veremos lo mínimo de código.

Duerme tranquilo, para este curso no necesitas saber programación.

Entiendo los “archivos de código”, pero, ¿por qué debo tenerlo en cuenta?

Existen dos formas de desarrollar sitios web: con ayuda de un Content Management System (CMS) y sin la ayuda de un CMS.

Cuando desarrollas con un CMS como WordPress, el manejo de archivos de código se vuelve más sencillo y fácil.

Espera, eso es nuevo. ¿Qué es un CMS?

Un CMS es un Sistema de Gestión de Contenidos, es decir, un sistema para que administres contenido digital o todo lo que aparezca en tu sitio web (textos, estilos, interacciones y archivos multimedia).

En esencia, es un sistema que permite que alguien que no sabe programar pueda crear un sitio web.

Cuéntame más…

De acuerdo a TechTarget, los CMS tienen características como las siguientes:

  • Permiten agregar contenidos de forma fácil e intuitiva, además de poder agregar información como fechas de publicación, etiquetas y categorías.
  • Posibilitan subir archivos multimedia de forma sencilla.
  • Permiten que sus contenidos sean actualizados o editados luego de haber sido publicados, además de poder tener un control de cambios.
  • Posibilitan el uso de plantillas (templates) y extensiones (plugins) que añaden funcionalidades extra a un sitio web (como extensiones de tiendas virtuales).

Además de muchas otras características.

Para tu buena suerte, WordPress es el CMS más popular y cuenta con el respaldo de una gran comunidad (es decir, encontrarás muchos grupos en Facebook de ayuda al desarrollador WordPress, youtubers, empresas, entre otros).

2. ¿Qué es el desarrollo web?

El desarrollo web es un proceso en el cual estructuras archivos de código y archivos multimedia para crear sitios web que respondan a tus necesidades u objetivos.

Imagina que tienes un papel y dibujas el sitio web que te gustaría tener para tu albergue de gatos.

Una vez que terminas, tienes algo así como el “plano” del sitio web.

Estos “planos” de sitios web son mejor conocidos como wireframes.

Obviamente, no es realmente el sitio web, ni puedes entrar en él a través de una URL.

De hecho, todo lo relacionado a los planos del sitio (o wireframes) corresponden a otra etapa de la creación de un proyecto web.

Por esta razón, el proceso de desarrollo web es todo lo que existe entre la finalización de este plano y el punto en el cual el sitio web ya se encuentra en línea.

En el caso de WordPress, el proceso de desarrollo web posee variaciones muy interesantes y que, por lo general, logran reducir mucho nuestro trabajo.

3. ¿Cómo se debería realizar un sitio web?

Te contaré un secreto: los desarrolladores web podemos ser malísimos gestores y/o coordinadores.

Para responder a esta pregunta, debemos partir por el principal problema: la gestión.

Cuánto cobrar, definir condiciones de pago, negociar con proveedores, determinar acuerdos con el cliente… estos son algunos de los temas de gestión web a los cuáles podrías enfrentarte.

¿Cómo se gestiona un sitio web?

Sobre este subpunto podría armar un curso completo (y de hecho lo haré), ya que en el mundo del desarrollo web no solo existen desarrolladores web, sino también una amplia gama de especialistas.

Hay diseñadores gráficos, UI, UX, especialistas en SEO, copywriters, frontends, backends, gestores de bases de datos, arquitectos de la información, y un largo etcétera.

Ahora, ¿cómo organizamos a toda esta gente? ¿Cómo definimos a quien necesitamos?

Aquí es donde entra el gestor de proyectos web.

El gestor de proyectos web es el especialista que tiene como objetivo de analizar los requerimientos, objetivos, necesidades, presupuestos y riesgos de un proyecto web con la finalidad de estructurar un equipo de trabajo y coordinar las tareas y actividades necesarias para llevar a cabo este proyecto.

¿Pensabas que armar un sitio web era fácil?

En realidad, puede serlo. Si el proyecto es pequeño y sus necesidades no son complejas, el desarrollador web puede, sin mucho problema, cubrir el puesto del gestor.

De hecho, un desarrollador WordPress, por lo general, se capacita en capacidades de gestión para que él solo pueda cubrir todo el desarrollo de un proyecto.

Gestionar un proyecto no es fácil. De hecho, definir costos, presupuestos, horas de trabajo, impuestos e incluso penalidades es una labor compleja.

¿Qué es un Desarrollador WordPress?

Es un tipo de desarrollador web que realiza sitios web sobre la base de WordPress.

No necesariamente posee conocimientos de programación y, en contraste con la labor de un diseñador web, tampoco requiere diseñar un sitio desde cero, sino que puede valerse de un diseño preestablecido (template) para adaptarlo a las necesidades y objetivos del sitio.

Básicamente, es un todo en uno.

Y, aunque esto es muy ventajoso, también tiene serias limitantes:

  1. Es muy dificil puedas gestionar proyectos grandes. Generalmente, estos proyectos implican un manejo de altos conocimientos de programación, se deben gestionar con equipos de tecnología y, probablemente, requieran de un rendimiento difícilmente alcanzable con WordPress.
  2. El diseño de tu sitio web puede ser similar al de tu competencia. Imagina que entras al sitio web de un restaurante y es bastante similar al que tiene su principal competidor. Esto puede ocurrir cuando se depende mucho de plantillas, pero sobre este tema específico hablaremos más adelante.
  3. Un pequeño cambio aparentemente insignificante puede requerir de vastos conocimientos de programación, mientras que cambios altamente complejos pueden ser fáciles de implementar.

Más allá de todos estos puntos negativos, el desarrollo WordPress es una excelente forma de empezar en el -oscuro- mundo del desarrollo web.

Ser el único que sabe desarrollar sitios web dentro de tu grupo de compañeros comunicadores puede ser bastante ventajoso.

¿Qué es un proyecto web y cómo debo gestionarlo?

Un proyecto web es el conjunto de actividades coordinadas y organizadas a cargo de un gestor, que tienen como objetivo el diseño y desarrollo de un sitio web para un cliente determinado.

Ahora, un proyecto web que será asumido por un desarrollador WordPress (en un nivel básico) tiene el siguiente flujo de trabajo:

  1. Evaluar que el cliente requiere un sitio web informativo y no de un sistema o aplicación. Por ejemplo, si el cliente te pide un sistema de reservas para su hotel, pues, si bien esto puede desarrollarse en WordPress, requiere como mínimo conocimientos a nivel intermedio.
  2. Identificar las integraciones que necesita el sitio web. Si el cliente necesita integraciones con algún sistema propio, es necesario indicarle que tú solo le puedes brindar el sitio web final y entregarle los accesos de administrador para que él o su equipo realicen estas integraciones personalizadas. Entre las integraciones básicas que posiblemente te pidan se encuentran Google Analytics, Google Ads, Facebook Messenger, entre otros que veremos a detalle más adelante (y que no son muy difíciles de configurar).
  3. Levantar información sectorial / de rubro del sitio web. Es importante analizar aspectos como en qué sector se encuentra el producto o servicio del cliente, quién es el público objetivo, cuál es el objetivo del sitio web, qué se quiere mostrar en este sitio, cuáles son los competidores y cuál es el valor diferencial.
  4. Seleccionar un theme básico de trabajo. Si aún estás en un nivel básico, siempre debes partir de un theme (o también llamado template o tema). Estos son una estructura pre-establecida en la cual puedes modificar colores, imágenes, logos, textos, etc. En este punto, al cliente se le envía una lista de diez themes que escoges en alguna página como EnvatoMarket o ThemeForest a fin de que seleccione una de su preferencia. Si no escoge una, se le solicita que seleccione una de estas dos páginas. Si aún así no está decidido o quiere algo más personalizado, es altamente probable que los requerimientos de este cliente superen lo que actualmente sabes.
  5. Evaluar estado de dominio y hosting. Si partes desde cero, puedes comprar el dominio en Namecheap y el hosting en alguna empresa como Banahosting o Hostgator. Ahora, sea donde se encuentre el dominio (si ya está comprado), su configuración no es muy compleja. Lo que realmente puede traerte problemas es el estado del hosting. Si el cliente usa un servicio cloud, un servidor físico o una VPS, pues vas a necesitar de mucha ayuda de quien se encargue de la infraestructura.
  6. Solicitar archivos multimedia y contenidos a cliente. En esta etapa reunimos toda la información para reemplazar en el template.
  7. Ejecutar el desarrollo web. Una vez con los archivos, procedemos a instalar el theme, a reemplazar fotos, a insertar contenidos, modificar colores y tipografía, cambiar URL, etc.
  8. Enviar sitio web a cliente para posibles modificaciones. Es posible el cliente requiera un mayor tamaño de letra, reemplazar alguna foto o quitar algún elemento del menú. Es importante indicarle al cliente que toda modificación será analizada y, de ser posible su realización a partir de las opciones del theme, se ejecutará. De lo contrario, se deberá cotizar de forma independiente con algún desarrollador web externo.
  9. Optimizar el sitio web. Una vez que el cliente está satisfecho con el sitio, lo siguiente es mejorar la velocidad y rendimiento del sitio web. Para esto se instalan plugins de caché, minificación de imágenes, mejora de seguridad, entre otros.
  10. Entregar el sitio web. Por último, debemos enviar todos los accesos al cliente, tanto del gestor de dominios como del hosting y el sitio web. Cuando uno entrega un sitio web deja de ser responsable por el funcionamiento del mismo, a menos que exista una garantía (de haber una, al cliente aún no se le otorgan los accesos). Esto es importante porque cualquier caída o error del sitio puede atribuirse al desarrollador, aún cuando el propio cliente o algún miembro de su equipo pudo haber causado este desperfecto.

Estos diez puntos son los lineamientos del desarrollo web básico en WordPress, y cada uno de estos puntos son cubiertos en este curso.

El secreto para dominar la tecnología es practicar mucho (muchísimo, en realidad).

¿Y si el proyecto es para mí y no para un cliente?

Pues es mucho más sencillo. Tú mismo seleccionas el template o ejecutas las modificaciones que mejor consideres.

Tercera parte: Fundamentos de WordPress

En esta sección te enseñaré lo que esconde WordPress y qué puedes esperar de su magia.

¿Qué es WordPress?

Como tal, WordPress es un Sistema de Gestión de Contenidos que permite un manejo fácil, rápido e intuitivo de los contenidos de tu sitio web.

¿Sabías que este sitio web ha sido hecho con WordPress? Sí, escribir esta clase ha sido algo tan fácil como escribir en un documento Word.

Ahora, ¿qué nos oculta WordPress? ¿Qué hay detrás de este gran enigma?

Hay dos cosas: un lenguaje de programación que interactúa con una base de datos.

No te contaré los detalles porque ahora no es necesario. Sin embargo, debes saber que este dúo dinámico es uno de los más populares de la web, al punto de que alrededor del 30% de los sitios web del mundo lo usan.

¿Cómo funciona WordPress? (o cómo hacer qué funcione)

WordPress es muy similar a una relación. Si la debes forzar para que funcione, es porque algo estás haciendo mal.

Ahora, todos estos puntos a detalle los veremos en la siguiente lección. Así que…

Veamos qué necesitas hacer para que funcione:

  1. Tener el hosting e identificar los nameservers.
  2. Tener el dominio y modificar los nameservers a los del hosting.
  3. Instalar WordPress con algún instalador de Cpanel.
  4. Acceder al wp-admin y empezar a desarrollar.

La instalación de WordPress es sumamente sencilla y rápida, siempre y cuando lo hagas desde un hosting compartido (de hecho, trabajaremos con uno).

Es tan fácil que podrías hacerlo mientras juegas con tu mascota (si la tienes).

¿Qué puede hacer WordPress por mí?

Bueno, tal vez debas preguntarte qué puedes hacer tú por WordPress.

Siguiendo con la similitud a una relación: WordPress puede hacer por ti lo que tú puedas hacer por él.

Veamos algunas de sus aplicaciones básicas:

  • Sitios web corporativos e institucionales.
  • Medios de comunicación y portales de noticias.
  • Blogs.
  • Landing pages.

Y éstas son algunas más avanzadas:

  • Tiendas virtuales.
  • Sistemas de reservas para hoteles.
  • Plataformas de educación online.
  • Sistemas de ventas y gestión (CRM).
  • Intranets.
  • Sistemas de recursos empresariales (ERP).
  • Foros.
  • Y mucho más.

WordPress y el marketing

Un sitio web en WordPress no sirve de mucho si no recibe visitas, si no te genera clientes potenciales o no te hace ganar dinero.

En la mayoría de los casos, los comunicadores tenemos las bases para entender con facilidad los objetivos de marketing de un sitio web y construir un embudo de ventas sobre un objetivo determinado.

Si bien este curso no aborda temas de marketing digital, tendremos una lección especializada sobre la implementación de herramientas básicas de marketing para sitios web hechos con WordPress.

Algunas de las herramientas y/o campos de marketing más utilizados con WordPress:

  • E-mail marketing. Por ejemplo, cada nuevo suscriptor a tu sitio recibirá un correo de bienvenida y cada semana tus últimos contenidos.
  • Publicidad en buscadores (SEM). Por ejemplo, obtendrás la data de cada persona que ingrese a tu sitio web a través de un anuncio de Google Ads y se registre o suscriba.
  • Publicidad en redes sociales. Digamos que tienes un fanpage en Facebook y Linkedin. Con configuraciones de marketing en tu sitio web puedes saber de dónde provienen tus nuevos suscriptores, incluso de qué publicaciones.
  • Integración de Facebook Messenger. Puedes integrar con facilidad este chat.
  • Integración con Google Analytics. Esta plataforma de Google te permite obtener data altamente relevante de tus usuarios, tales como tiempos de permanencia, número de páginas visitadas, porcentajes de nuevos usuarios, entre otros.
  • SEO. Si deseas ejecutar algunas acciones de SEO básico, puedes hacerlo con algunos plugins que te proporciona WordPress.

Si bien aprenderamos solo las bases de estas herramientas, debes saber que existen configuraciones mucho más avanzadas, dependiendo siempre del objetivo del sitio web.

Por ejemplo, las configuraciones para e-mail marketing son bastantes útiles para sitios web de noticias o las integraciones con algún sistema de ventas son indispensables para inmobiliarias o empresas comerciales.

Todo depende hacia donde estés yendo.

Cuarta parte: Temario del curso

Hemos dejado lo mejor para el final.

He aquí nuestro temario:

  1. WordPress para Comunicadores (01): Introducción a WordPress (y los Gatos).
  2. WordPress para Comunicadores (02): Dominio, hosting y configuración inicial de WordPress.
  3. WordPress para Comunicadores (03): Gestión básica de proyectos web en WordPress.
  4. WordPress para Comunicadores (04): Temas y plugins básicos (el starter pack).
  5. WordPress para Comunicadores (05): Páginas, Entradas, Medios y Taxonomías (lo que debes de saber).
  6. WordPress para Comunicadores (06): Widgets, Usuarios, Actualizaciones y Ajustes.
  7. WordPress para Comunicadores (07): Maquetadores visuales y Opciones de Theme.
  8. WordPress para Comunicadores (08): Marketing en WordPress.
  9. WordPress para Comunicadores (09): Optimización básica de WordPress – Mejora de rendimiento y velocidad.
  10. WordPress para Comunicadores (10): Migraciones y Child-themes.
  11. WordPress para Comunicadores (11): Proyecto final I: Sitio web de marca personal.
  12. WordPress para Comunicadores (12): Proyecto final II: Sitio web para blogger.
  13. WordPress para Comunicadores (13): Proyecto final III: Portal de noticias.

Por cierto, cada semana subiremos una nueva lección. Si deseas te mantengamos al tanto, puedes suscribirte aquí:

¡Espero esta primera lección haya sido de tu agrado!

¿Tienes algún comentario, opinión o duda? ¡Escríbela en los comentarios!

Lecturas y Cursos Recomendados

Si deseas aprender lo básico de la programación, te recomiendo los cursos de HTML, CSS y Javascript de Edteam.

Fuentes

https://developer.mozilla.org/en-US/docs/Learn/Getting_started_with_the_web/How_the_Web_works

https://silicodevalley.com/carpetas-archivos-pagina-web/

https://magazine.joomla.org/es/ediciones-anteriores/julio-2013/item/1398-estructura-y-composicion-de-un-sitio-web

https://searchcontentmanagement.techtarget.com/definition/content-management-system-CMS

[Total:1    Promedio:5/5]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *