El Modelo de Schramm

1. ¿Qué es el modelo de Schramm?

Según Wilbur Schramm, la comunicación es un proceso de relaciones entre personas, un acto que implica compartir información, ideas o actitudes.

Este autor elaboró varios modelos para explicar y analizar este proceso de comunicación interpersonal. La más importante es la “Tuba de Schramm” y corresponde al proceso comunicativo de los medios de comunicación de masas.

2. Resumen de la teoría

El modelo de Schramm fue desarrollado en la década de los setenta.

Schramm se preocupó por los efectos que los medios de comunicación (emisor) generaban en las audiencias (receptor).

Lo que busca este modelo es la mayor eficiencia posible para que ciertas audiencias específicas reciban los mensajes y actúen a partir de ello.

Schramm le llamó “campos de experiencia” a estos requisitos de eficiencia.

Si esos “campos de experiencia” no tienen relación con la cotidianidad del receptor, la información tendrá poca probabilidad de ser tomada en cuenta.

Estos mensajes deben adaptarse a los públicos objetivos para que cuando lleguen a cada público estos puedan comprenderse y, en el mejor de los casos, tomar acción.

En esencia, este es el mismo concepto que los publicistas y marketeros conocen como ‘target’.

Schramm quería lograr que los mensajes transmitidos (ideas de desarrollo social) penetren en los grupos adecuados (abiertos a ideas modernizadoras).

3. ¿En qué consiste?

El emisor [fuente] recoge unos hechos concretos de la sociedad, los descodifica, los interpreta y, por último, los codifica en forma de noticia, que será distribuida a un público masivo gracias a los medios de comunicación.

El mensaje será recibido por muchos receptores [destino] quienes descodificarán la noticia y la interpretarán según su parecer y, además, la comentarán y desarrollarán con el grupo social de su entorno.

El receptor podrá contestar al mensaje del emisor, ya sea con un nuevo mensaje codificado (retroalimentación inferida) o con alguna acción.

4. Características

El modelo de Shramm hace referencia a la comunicación colectiva.

El individuo acumula experiencias relacionadas a su forma de vida, desarrollo intelectual y social, por ello el mensaje que este trasmite va impregnado de una carga de experiencias.

El éxito de un acto de comunicación depende de que el mensaje se sitúe en el campo de la experiencia común de ambos (emisor y receptor).

Según el modelo de Schramm, los pasos a seguir para que el mensaje sea recibido de manera eficiente son:

  1. El mensaje tiene que ser capaz de mostrar por qué es importante que el destinatario lo lea.
  2. La fuente tiene que ser clara al enviar el mensaje.
  3. Para que el destinatario pueda leer correctamente el mensaje, éste debe estar codificado. Esto significa que es necesario que el destinatario conozca al remitente.
  4. El remitente del mensaje debe asegurarse de que la información que proporciona es útil, pertinente y precisa.
  5. Los modos de satisfacer esas necesidades deben adecuarse a la situación del grupo en la que se encuentra el destinatario (cultura, normas, valores, etc.).

Cabe anotar que Schramm incorpora en sus modelos el elemento de los canales múltiples, es decir, los seres humanos no emiten mensajes a través de un solo canal. Así se tiene el canal sonoro (emisión de voz, tono de intensidad) es el denominado para otros autores, el lenguaje oral. También considera los mensajes de gestos, articulados por las manos, la expresión de la cara, conocida como lenguaje corporal.

5. Elementos

Los elementos en el modelo de Schramm son:

5.1. Fuente (Codificador)

La fuente del mensaje es el remitente, la parte que envió el mensaje.

El éxito del intento de comunicación dependerá de la capacidad de transmitir la información de una manera sencilla pero clara. La forma en que se codifica el mensaje está influenciada por aspectos culturales, percepciones, conocimientos, actitudes, experiencias y habilidades.

5.2. Destino (Decodificador)

El destinatario de un mensaje es la persona o el grupo al que se ha enviado el mensaje.

La decodificación de un mensaje es un proceso psicológico. Después de recibir el mensaje, el estímulo se envía inmediatamente al cerebro para su interpretación. Aquí es donde se le da sentido al mensaje, si es que se le da. Esta fase de procesamiento también se denomina decodificación.

La comunicación tiene éxito cuando el destinatario interpreta correctamente el mensaje desde la fuente.

5.3. Mensaje

En los estudios de retórica y comunicación, un mensaje se define como información. Esta información se comunica a través de palabras u otros caracteres y símbolos.

Un mensaje, ya sea verbal o no verbal, es el contenido del proceso de comunicación y desempeña un papel importante en el modelo de comunicación de Schramm.

Un mensaje puede contener contenido verbal, como voz, lenguaje de signos, correos electrónicos, mensajes de WhatsApp o llamadas telefónicas.

También, puede consistir en contenido no verbal, como el comportamiento, los gestos, el lenguaje corporal, el contacto visual, el contacto físico, el tiempo e incluso los artefactos.

5.4. Retroalimentación y Organizaciones

Aunque no está claramente indicado en el modelo de Schramm, los destinatarios desempeñan un papel importante en todo el proceso de comunicación.

No sólo deben absorber el mensaje, sino que también lo reciben y responden a él.

La respuesta del destinatario al mensaje del remitente se llama feedback.

La retroalimentación puede ser tanto verbal como no verbal. A veces es una respuesta verbal, a veces es sólo un suspiro o un asentimiento. También, a menudo se expresa por escrito, por ejemplo, en un correo electrónico.

Por lo tanto, la retroalimentación es una forma de medir cómo la audiencia ha recibido el mensaje. Esto permite al remitente mejorar la eficacia de la forma en que se redactan y envían los mensajes.

¿Cómo aplicarías el modelo de comunicación de Schramm en nuestra época? ¿Cuáles son los aspectos cruciales a la hora de codificar y decodificar mensajes? ¿Tiene algún consejo o comentario adicional? Coméntanos.

6. Referencias

Schram, W. E. (1954). El proceso y los efectos de la comunicación de masas.

Schramm, W., & Porter, W. E. (1982). Mensajes y medios de comunicación de hombres y mujeres: Comprensión de la comunicación humana.

Dance, F. E., & Larson, C. (1985). Las funciones de la comunicación humana. Información y comportamiento, 1(1), 62-75.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *