¿Cómo aplicar la Comunicación Asertiva en la vida diaria?

Todo sobre Comunicación > Tipos de Comunicación > Estilos de Comunicación > Comunicación Asertiva > ¿Cómo aplicar la Comunicación Asertiva en la vida diaria?

Si ya conoces lo básico de la Comunicación Asertiva, así como su importancia y beneficios, sus características y cómo se presenta en la vida real, a modo de práctica, te sugerimos realices las siguientes actividades para mejorar este estilo de comunicación en tu espacio de trabajo, en tu familia, o incluso junto a tu pareja.

Acuerdo efectivo y asertivo entre dos personas

¿Expresas tu ira o molestia adecuadamente? ¿Ofrece de forma acertada sus opiniones cuando piensas o te sientes diferente de los demás? ¿Puedes decir “no” cuando no quieres hacer algo? Si has tenido algún problema o complicación en una de estas situaciones, desde Todo sobre Comunicación te traemos algunas recomendaciones dinámicas para que apliques la Comunicación Asertiva en tu vida diaria, sea un niño, joven o adulto.

  • Reconoce situaciones en las que eres incapaz de expresar tu opinión o en las que han tomado ventaja de ti, o cuando has sido agresivo. Una vez que reconozcas tus patrones de respuesta, piensa en una respuesta efectiva, táctica y justa a una situación específica. Luego, empieza a reaccionar en situaciones levemente tensas. Por ejemplo, comienza hablando en una reunión de grupo y continúa expresándote en situaciones más difíciles como negociar con tu jefe (sobre un posible aumento o sobre un ajuste en tus jornadas laborales).
  • Observa cómo tu lenguaje corporal está reiterando tu comunicación. Esto es sumamente importante. Las claves no verbales de la comunicación asertiva son “el contacto visual, la postura corporal no intimidante, los gestos apropiados, una voz bien modulada y con un buen ritmo, lo cual maximizará el impacto de tus mensajes”. Dos buenas prácticas son grabarte a ti mismo mientras hablas y, también, pedir retroalimentación a amigos y familiares.
  • Hay algunos gestos, posturas y otros aspectos del lenguaje corporal que debes tener en cuenta. Estos son:
    1. Los brazos deben estar a los lados y las piernas ligeramente abiertas.
    2. Mantén un contacto visual firme, pero respetuoso durante todas tus conversaciones.
    3. Evita las “muletillas” o rellenos verbales como “um” y “err”.
    4. Una ligera sonrisa puede ayudarte a mantener la calidez de la conversación. En situaciones serias o algo problemáticas, puedes tener una expresión facial neutral.
    5. Sé consciente de tu espacio personal. La proximidad física es importante. En ocasiones formales mantén tu distancia, mientras que con tu pareja, familiares o amigos cercanos puedes acortas el espacio.
  • En una situación crítica en la que eres consciente de que tienes que hablar, anota lo que quieres decir, ya sea en tu cabeza o en una hoja de papel, y empieza a construir la coherencia de tu discurso. Verás que hablar es muy diferente de solo pensar, ya que lo que está claro en su cabeza puede no estar claro cuando hablas.
  • Por otro lado, en tu búsqueda de ser más asertivo, el “no” es tu mejor amigo. Empieza a decir “no” más a menudo. ¿Una solicitud entra en conflicto con un límite personal? Di que no. ¿Horario ya lleno? Diga: “No, gracias”. No tienes que ser arrogante o prepotente cuando lo haces. Es posible ser determinado y resuelto mientras eres considerado. Al principio, decir que no puede ponerte muy ansioso, pero al final llegará a sentirse bien, y realmente será bastante liberador.
  • Y recuerda, la práctica y la disciplina constante son esenciales para lograr una buena Comunicación Asertiva. Practica frente a un espejo, sea en voz alta o hazlo en la cabeza, y ponte cómodo con el uso del lenguaje asertivo y los gestos. Una vez que te sientas cómodo usando este lenguaje contigo mismo, prueba a usarlo con un amigo. Es fácil ser asertivo en la cabeza, pero ponerse cómodo con el uso del lenguaje asertivo puede tomar algún tiempo.
Trabajo en equipo

Algunas personas podrían decirte que la comunicación asertiva no es mágica y que no siempre te da lo que quieres. Si bien es cierto que no siempre conseguirás lo que quieres, la comunicación asertiva es mágica. Su magia está en su contagio. Cuando tomas la decisión de ser asertivo, es probable que sorprendas a quienes te rodean y esperan que te comportes de forma agresiva o pasiva.

Con el tiempo, sin embargo, tus comportamientos asertivos se “contagiarán” hacia los que están a tu alrededor. Tu familia comenzará a acostumbrarse a tu nueva forma saludable de comunicarte, y probablemente seguirán tu ejemplo. Tu estrés será manejado mejor a medida que aprendas a establecer límites y decir que no. Las relaciones y la comunicación mejorarán con el tiempo, pero no esperes que suceda de la noche a la mañana. Es un trabajo duro comunicarse asertivamente.

¿Cómo se presenta la Comunicación Asertiva en la vida diaria? 10 ejemplos prácticos

Antes de comenzar, queremos presentarte una frase que resume muy bien la idea central de este artículo: “Teoría sin práctica es utopía, y práctica sin teoría es improvisación”. Entender la Comunicación Asertiva no solo implica conocer su definición, su importancia, sus múltiples características y variados beneficios, sino que es importante tener una buena base empírica y real que nos ayude a reforzar lo aprendido. En este sentido, te presentamos 10 ejemplos prácticos sobre cómo se presenta la Comunicación Asertiva en la vida diaria:

Ejemplo 1

Alguien dice: “Bueno, diste una mala presentación en la reunión de laboratorio”. A lo que una persona asertiva puede decir: “Sí, veo que tengo algunas áreas que podrían mejorarse”. O también, “Sí, puedo notar que piensas que no fue una presentación muy buena”.

En este segundo caso, la persona no está de acuerdo con que toda la presentación fue deficiente, por lo que aclara que solamente para el otro no fue muy bueno. Estas son respuestas asertivas.

Manos en pizarra que llegan a un acuerdo

Ejemplo 2

Un supervisor dice: “No has estado mucho en el laboratorio; necesitas pasar más tiempo aquí”. Ante esto, la persona asertiva puede decir: “Sí, puedo ver cómo puede parecer que no he estado mucho tiempo en el laboratorio. Sin embargo, he estado dedicando mucho tiempo los fines de semana y por la noche cuando no estás aquí”.

En este caso, la persona asertiva está reconociendo la perspectiva del supervisor mientras expresa asertivamente su punto de vista de la situación. Este es un buen ejemplo de cómo podemos aprovechar las críticas y/o reclamos como posibles oportunidades.

Ejemplo 3

Existen problemas entre compañeros de trabajo dentro de tu empresa, y un supervisor debe continuar con el trabajo asignado. Frente a esta situación, él le podría decir a cada una de las partes: “Entiendo que tienes problemas para trabajar con Pedro, pero este proyecto tiene que estar terminado el viernes. Sentémonos todos y pensemos juntos un plan”.

Ejemplo 4

Cuando una persona solicita la ayuda de una persona asertiva, pero ella está muy ocupada, puede responder lo siguiente: “Entiendo que necesitas ayuda, y me gustaría ayudarte. Sin embargo, hoy, necesito ocuparme de mis tareas porque estoy muy retrasado. Puedo ayudarte mejor mañana. ¿Funcionaría eso para ti?”

Ejemplo 5

Es muy difícil lidiar con personas que por lo general llegan tarde, por lo que una confrontación asertiva podría ser la siguiente:

“¿Pasó algo inesperado que te hizo llegar tarde? Me siento algo molesta cuando tengo que esperarte constantemente una y otra vez porque a menudo llegas tarde. Me hace sentir ansioso y que no soy una prioridad. ¿Hay algo que pueda hacer para ayudarte a arreglar este problema?”

Ejemplo 6

Las faltas de nuestros compañeros de trabajo pueden afectarnos negativamente, teniendo muchas veces que trabajar de más por órdenes de nuestros jefes. Ante esto, una persona asertiva puede indicarle a su supervisor lo siguiente:

“Esta es la cuarta vez este mes que me dan trabajo extra porque Suzie se ha retrasado. Quiero ser un miembro importante del equipo, pero me siento estresado cuando estoy sobrecargado. ¿Qué podemos hacer para asegurarnos de que esto no vuelva a pasar?”.

Grupo de personas trabajando en equipo

Ejemplo 7

A nivel de pareja, es frecuente que existan diversos problemas que podrían afectar nuestra relación. En este caso de ejemplo, nuestra pareja nos reclama el poco tiempo que le destinamos a las tareas del hogar:

“Veo que estás enfadada. Te oigo decir que piensas que debería pasar más tiempo haciendo lavando los platos o limpiado nuestra casa. Sin embargo, no estoy de acuerdo contigo, y aquí te digo por qué…”

Ejemplo 8

En nuestra familia también debemos priorizar la comunicación. Por ejemplo, si tenemos hijos adolescentes que tiene su cuarto desordenado, es importante hacerles entender lo que sentimos y nuestra firme posición al respecto de sus actitudes. Ante ello le podríamos indicar lo siguiente:

“Entiendo que no te guste que yo te recuerde que limpies tu cuarto, pero es una tarea que hay que hacer, y todo el mundo tiene que hacer su parte”.

Ejemplo 9

El siguiente es un ejemplo de la diferencia entre Comunicación Asertiva y No Asertiva:

Comunicación No Asertiva: “Profesor, no creo que pueda presentar el trabajo. Tengo muchas cosas que hacer y no tendré el tiempo. Ojalá pudiera, pero no puedo, aunque podría intentarlo. Me es muy complicado y es por eso que le solicito, por favor, si, por favor, me permite entregar el trabajo un poco más tarde”.

Comunicación Asertiva: “Hola profesor, me es imposible entregar el trabajo a tiempo. La razón es que tengo dos trabajos de historia, uno de física, y también tengo que ir al médico a 200 km de aquí para una terapia que me dejará algo indispuesto. Entonces, le solicito por favor que me dé un plazo mayor para poder entregar un excelente trabajo. No le pediría esto si no fuese algo completamente excepcional”.

En el primer caso de Comunicación no Asertiva, la mayor parte del discurso se enfoca en el pedido de perdón, mostrando al usuario como dudoso e inseguro. En el segundo caso de Comunicación Asertiva, resalta, una y otra vez, la importancia de por qué no podemos entregar el trabajo a tiempo, lo cual puede darnos mayores probabilidades de conseguir lo que queremos y de quedar bien con el profesor.

Ejemplo 10

Muchos líderes (jefes, gerentes, coordinadores) en organizaciones utilizan una variedad de técnicas para conseguir que su equipo trabaje de la forma en que necesitan. Estos son algunos ejemplos de Comunicación Asertiva y No Asertiva:

Comunicación AsertivaComunicación No Asertiva
- ¿Podrías, por favor, incrementar la producción al 12%?
- La producción debe incrementarse en un 12% a fin de alcanzar la meta trazada en nuestro plan. Me gustaría que lo hiciéramos y creo que sí podemos.
- Tenemos que acelerar la producción.
- Si no trabajas más rápido, estarás en serios problemas.
- Si no llegamos a la fecha acordada, las órdenes serán canceladas.
- Por favor, terminen el trabajo más rápidamente o estaré en problemas.
- Si terminan el trabajo a tiempo les daré mayor permisos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.