Comunicación Asertiva y Trabajo en Equipo

Todo sobre Comunicación > Tipos de Comunicación > Estilos de Comunicación > Comunicación Asertiva > Comunicación Asertiva y Trabajo en Equipo

En líneas generales, la Comunicación Asertiva es un estilo de comunicación en el cual decimos lo que sentimos y pensamos de una forma adecuada, sin sentirnos culpables y respetando a los demás y a nosotros mismos. Así también, es aquella que reúne las conductas y pensamientos que nos permiten defender los derechos de cada uno sin agredir ni ser agredido. Por su parte, el trabajo en equipo es el proceso de trabajar en colaboración con un grupo de personas para lograr una meta.

La falta de asertividad y el trabajo en equipo

Es posible identificar algunos problemas en trabajo relacionados a la falta de Comunicación Asertiva cuando se presentan las siguientes situaciones:

  • Uno permite que sus demás compañeros lo agredan de forma física o psicológica dentro del área de trabajo.
  • Hay muchos conflictos emocionales y una baja satisfacción en la interacción socio-laboral.
  • Las órdenes se dan sin importar lo que la otra persona piense o sienta al respecto.

Importancia de la Comunicación Asertiva en el trabajo en equipo

Existe al menos cinco puntos por los cuales es importante aplicar la Comunicación Asertiva en el trabajo en equipo:

  1. Impulsa un ambiente donde todos los participantes conocen las habilidades de los demás, entienden sus roles y saben cómo ayudarse mutuamente.
  2. Permite que todos conozcan la misión y visión institucional y, de manera general, los objetivos y políticas organizacionales.
  3. El comunicarse de forma clara y directa mejora el rendimiento y es más factible alcanzar las metas y objetivos.
  4. Involucra al personal en la toma de decisiones, por lo que promueve un estilo de gestión más horizontal.
  5. Se fomenta la creatividad y la innovación.

¿Cómo aplicar la Comunicación Asertiva en el trabajo en equipo?

Practicar la Comunicación Asertiva nos permite mejorar nuestras relaciones laborales, profesionales e incluso amicales. En este sentido, es importante siempre tenerla en cuenta cuando realicemos todo tipo de actividad. Los siguientes puntos son recomendaciones para aplicar la Comunicación Asertiva en tu equipo de trabajo:

  • Demuestra una actitud de equidad ante tus compañeros. Muchas veces es difícil dejar de ser autoritario cuando nos hemos acostumbrado a trabajar de esa forma, sin embargo, hacer este pequeño cambio puede ayudarnos a mejorar tanto nuestra calidad de vida como la de los demás.
  • Usa un lenguaje descriptivo en primera persona. Evita realizar generalizaciones y hablar por los demás. Resalta cómo te afectan a ti ciertas acciones y hechos que generan los demás, sea de casualidad o de forma intencional.
  • Muestra interés por tus demás compañeros. Escúchalos con una mentalidad abierta, y valora sus opiniones o sugerencias.
  • Concéntrate en resolver los problemas y no en controlar a otros. Muchas veces caemos en el error de querer tomar el control sobre las otras personas cuando lo que realmente necesitamos es buscar una solución para los imprevistos.
  • Organízate e infórmate sobre los temas que se van a discutir; ten los datos y recursos necesarios para apoyar cualquier comentario o propuesta. Esto reduce la posibilidad de permanecer pasivo, lo que puede permitir que otros se aprovechen de ti.
  • Mantente motivado. Un equipo es tan fuerte como la motivación y la creencia de cada miembro en la causa en cuestión y en el objetivo al que apuntan. Si no te encuentras motivado, entonces lo más profesional es permitir que otro ocupe tu lugar en el equipo.
  • Ten claro tu rol dentro de un equipo. La palabra clave para recordar es “equipo”. Para hacer que las cosas funcionen y fluyan eficientemente, cada miembro debe tener un papel específico. Así también, cada uno debe conocer sus responsabilidades así como comprender las de los otros miembros.
  • Estate dispuesto a aprender y ten la mente abierta. Esto no es fácil para algunos, pero aprender nuevas ideas o nuevos métodos siempre resultará en crecimiento, tanto para el equipo como para el individuo.
  • Mantente siempre calmado y sereno. Si te sientes enojado, no respondas u ofrezcas una opinión durante unos momentos. Reúne tus pensamientos y responde sólo cuando tengas control de ti mismo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.