Indicadores de análisis en el Periodismo Científico

La relevancia de las ciencias duras en el Periodismo Científico

Según Aranes y Landa (2002), existe una tendencia del periodismo científico a difundir más las llamadas “ciencias duras” (Matemáticas, Física, Química, Medicina, entre otras) en comparación a las “ciencias blandas” (Sociología, Historia, Antropología, Psicología, entre otras).

A nivel exploratorio, es común encontrar que las últimas novedades de la ciencia están directamente relacionadas a lo tecnológico, lo relevante para la vida cotidiana, lo afín al sector salud.

El sensacionalismo en el Periodismo Científico

Continuando con Aranes y Landa (2002), muchas noticias de periodismo científico presentan elementos propios del sensacionalismo, mostrando titulares tendenciosos y alarmistas, o también al conceder a las pseudociencias (parapsicología, astrología) el rango científico que no poseen.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) también menciona este punto importante de tomar en cuenta, aunque más relacionado a la cobertura de investigación en salud: Las noticias científicas compiten diariamente con una amplia gama de información, así que los periodistas sienten la necesidad de presentarlas de una manera que capte la atención del editor y de crear titulares que venden.

Por otro lado, los hospitales, médicos e instituciones de investigación comerciales se esfuerzan por conseguir la atención del público. Como resultado, la ciencia suele ser sensacionalizada y representada de maneras incompatibles con su naturaleza.

Temas abordados en el Periodismo Científico

Según Luisa Massarani y Carmelo Polino (1997), los temas abordados por esta especialización del periodismo se pueden delimitar en los siguientes: actividades de ciencia y tecnología orientadas hacia la producción de conocimiento, desarrollos tecnológicos e innovaciones para el beneficio de la salud humana y temas relativos a la política y gestión de dichas actividades y a sus estudios.

Otros aspectos también incluidos son los recursos financieros, la realización de investigaciones (incluyendo personas o instituciones involucradas, métodos, diseño de estudios, duración de la investigación, etc.), los resultados parciales o finales de investigaciones, las implicaciones éticas y morales en la investigación o en los resultados de la investigación y el uso o aplicación de los resultados de la investigación tanto para el público en general como para segmentos específicos o privados.

El nivel de visibilidad del Periodismo Científico

Continuando con la perspectiva de Luisa Massarani y Carmelo Polino (1997), es necesario analizar qué porcentaje del total de artículos estudiados corresponden al campo del Periodismo Científico.

La comparación entre diarios nos permite conocer la relevancia de este conjunto de temas en relación a otros que también ocupan gran parte de la agenda informativa del medio (como política, policiales, deportes, entre otros).

El origen geográfico de los artículos de Periodismo Científico

Otro de los aspectos relevantes para el análisis de artículos periodísticos clasificados dentro la clasificación de Periodismo Científico es el origen geográfico de los mismos. Luisa Massarani y Carmelo Polino (1997) sostienen que, en general, se concibe que en América Latina los medios no prestan una atención suficiente a la investigación científica y que, cuando lo hacen, sus agendas están dominadas por la investigación que realizan las instituciones científicas y tecnológicas de los países centrales, con poco protagonismo de producción científica local.

La falta de estudios sistemáticos y metodologías estandarizadas en la región han impedido contrastar esta creencia suficientemente arraigada. Los resultados de la investigación llevada a cabo aportan, en este sentido, información que permite revisar este supuesto y ponerlo en perspectiva. En este sentido, cabría evaluar si los artículos a analizar presentan información originada en el ámbito local, nacional o internacional.