Representación mediática

Según Stuart Hall, citado por la investigadora Ivana Previsic (2001), la representación mediática puede ser definida como el acto de representar un significado existente de tal manera que influencie la acción y opinión pública.

La representación mediática sería una forma en la cual los significados son determinados en imágenes y palabras que se constituyen como referentes. Es también la forma en la cual se representan a grupos y comunidades, y a sus ideas, desde perspectivas ideológicas y valorativas particulares.

Una importante referencia en este punto es que, de acuerdo a la teoría de la representación de Hall, una sociedad es construida a través de la inclusión y exclusión de ciertos tipos de imágenes en los medios. De forma complementaria, Ivana Previsic (2011) sostiene que la representación los “otros” se incluye en las palabras que usamos, las historias que contamos, los pensamientos que tenemos y las emociones que sentimos.

Al representar a los “otros” les estamos dando una identidad, pero también le damos un sentido a nuestra propia identidad y a quiénes somos. El “yo” está definido de forma diferente al “otro”. La construcción de estereotipos (y este es un aspecto claramente asentado en los medios de comunicación) es una forma de representación que de forma unilateral y exagerada reducen a los “otros” a simples aspectos o características que se vuelven los signos en los cuales ellos pueden ser conocidos.

Ya sea en política, deporte, ciencia o economía, las representaciones pueden tomar muchas formas, y las representaciones mediáticas son una de las más impactantes. En este sentido, la autora sostiene que la representación puede ser definida como cualquier cosa dicha sobre uno mismo, o sobre otro grupo político, cultural, religioso o étnico, sea este mayoritario o no. La representación mediática, en este sentido, es definida como cualquier comentario expresado públicamente en los medios sobre un grupo político, cultural, religioso o étnico, sin importar si son mayoría o minoría.