Comunicación Terapéutica

¿Sabías que existe un tipo de comunicación que se preocupa por nuestro bienestar?

¿Qué es la Comunicación Terapéutica?

Según la National Commision on Correctional Health Care (NCCHC), se define como el proceso de interacción interpersonal enfocado en la mejora física y emocional del paciente.

Interesante, ¿verdad?

Por esta razón, no es algo raro que veamos a enfermeras conversando amablemente con personas internadas en los hospitales.

Todo parece tener una razón. Así que, veamos más a detalle por qué es necesaria.

Importancia

La NCCHC sostiene que la comunicación terapéutica es necesaria para que el paciente se sienta apoyado y logre un adecuado proceso de recuperación.

A medida que la relación entre pacientes y enfermeros se diluye o se vuelve menos empática, la efectividad de la recuperación puede disminuir.

Ya que sabemos qué es y por qué es relevante, veamos algunas técnicas de comunicación terapéutica.

Técnicas de Comunicación Terapéutica

De acuerdo a RegisteredNursing.org, podemos utilizar las siguientes técnicas para aplicar este tipo de comunicación:

Escucha atenta y activa

La escucha atenta y activa no es una actividad pasiva. De hecho, implica que la enfermera escuche, procese y comprenda intencionalmente las palabras del paciente, a la vez que procesa estas palabras en el contexto dado y su comunicación no verbal.

Silencio

Al igual que la escucha, el silencio es un proceso activo con un propósito y no un proceso pasivo. El silencio es una técnica de comunicación terapéutica que es muy útil cuando la enfermera quiere dar al paciente el tiempo suficiente para discutir plena y abiertamente sus sentimientos, opiniones y creencias. Sin embargo, el silencio prolongado puede ser interpretado por el cliente como una falta de interés por parte de la enfermera, por lo que el silencio, a fin de seguir siendo terapéutico, debe ser de una duración adecuada para que no afecte negativamente al paciente.

Enfoque

El enfoque con el paciente es una técnica de comunicación terapéutica, utilizada por las enfermeras y otros miembros del equipo de atención de la salud, que facilita la capacidad del paciente para concentrarse y prestar atención a sus asuntos de salud. A veces, algunos pacientes pueden usar la presencia de la enfermera para hablar de cosas que ni siquiera están relacionadas con su atención médica y sus problemas. Por ejemplo, pueden querer hablar sobre su familia. Enfocarse en el tema en cuestión disminuye el riesgo de tener este tipo de distracciones que perjudican el proceso de comunicación terapéutica. Por ejemplo, la enfermera puede decir: “Sr. Burke, su familia es muy interesante y exitosa. Gracias por compartir esta información conmigo. Ahora, hablemos de su diabetes y de la insulina que va a tomar después de salir del hospital”.

Uso de preguntas abiertas

La pregunta abierta obtiene más información y más completa que una pregunta cerrada que requiere más que una simple respuesta de sí o no. Esta técnica es particularmente útil cuando la enfermera quiere información más completa y profunda del cliente. Las preguntas cerradas también son útiles particularmente cuando la cliente no puede, por una u otra razón, formular una retroalimentación y comunicación más completa con la enfermera.

Aclaración

Los mensajes a menudo se aclaran y validan con los pacientes para que la enfermera se asegure de que ha recibido e interpretado el mensaje completo y correcto sin errores, sin sesgos ni suposiciones falsas. Las técnicas de aclaración incluyen la exploración, parafraseado, reflexión y replanteamiento. Una posible pregunta que la enfermera puede hacerle al paciente para que aclare un mensaje podría ser “¿Estoy en lo cierto de que me dijo que planea tener atención médica domiciliaria después de que le den de alta? ¿Te gustaría hablar de ello?”.

Fuentes

NCCHC – Therapeutic Communication and Behavioral Management