Comunicación Pasiva

Existen diferentes tipos de comunicación que pueden ayudarnos en determinados momentos de nuestra vida diaria. Podemos ser pasivos y no abogar por nosotros mismos, agresivos e intentar pasar por alto a otros, o pasivos-agresivos y sonreír mientras saboteamos a otros a sus espaldas.

Para construir relaciones saludables, debemos aprender a ser asertivos, es decir, a ser claros, directos y respetuosos en la forma en que nos comunicamos. En otras palabras, debemos aprender a “Decir lo que quieres decir, decir lo que dices, pero no decir lo que quieres decir”.

Definición

Características

Ejemplos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *