Comunicación Pasiva

Existen diferentes tipos de comunicación que pueden ayudarnos en determinados momentos de nuestra vida diaria. Podemos ser pasivos y no abogar por nosotros mismos, agresivos e intentar pasar por alto a otros, o pasivos-agresivos y sonreír mientras saboteamos a otros a sus espaldas.

Para construir relaciones saludables, debemos aprender a ser asertivos, es decir, a ser claros, directos y respetuosos en la forma en que nos comunicamos. En otras palabras, debemos aprender a “Decir lo que quieres decir, decir lo que dices, pero no decir lo que quieres decir”.

Definición

Características

Ejemplos