La Comunicación Estratégica

Si te dedicas al mundo de la comunicación, seguramente has escuchado hablar sobre la comunicación estratégica en tu lugar de trabajo o en encuentros con colegas.

Yo he leído muchas ofertas laborales en las que buscan gente que maneje la comunicación estratégica. Y es que en la actualidad se ha convertido en un requisito indispensable saber implementarla en las organizaciones.

Si se te hace complicado, en este artículo podrás entender de qué trata, cuáles son sus objetivos principales y cómo puedes realizarla en tu trabajo.

Notarás que no es tan difícil como parece.

Muchas veces has tenido que realizarla en tu vida para lograr lo que has querido, como cuando eras adolescente y luchabas para que te den permiso para una fiesta o cuando planeabas como ibas a ganar ese campeonato de fútbol.

Siempre tomamos decisiones y analizamos posibles situaciones. Es inevitable pensar cómo podemos obtener lo que queremos y qué riesgos existen.

Por eso, no te pierdas este artículo. Me lo agradecerás.

¿Qué es la Comunicación Estratégica?

La comunicación estratégica es la práctica de planificar acciones comunicativas para cumplir con los objetivos y las metas de una organización.

Pero no se trata de cualquier planificación, la comunicación estratégica se basa en diseñar un plan global que reúna todas las áreas de comunicación en la organización para trabajar en conjunto y que las acciones que estas ejecuten sean coherentes con los intereses de la organización.

Es decir, con ella se busca integrar las áreas de relaciones públicas, prensa, imagen institucional, publicidad, protocolo, comunicación interna, responsabilidad social corporativa y mucho más.

Características de la Comunicación Estratégica

El primer pilar de la comunicación estratégica es entender que vivimos en un entorno cambiante, fluido y caótico como es el presente.

Por eso, la comunicación estratégica considera a la realidad como compleja.

Es decir, antes se consideraba a la realidad como dual, mala o buena, favorable o desfavorable para las organizaciones.

Pero en la actualidad la comunicación estratégica considera que existen muchos factores que cambian a la realidad constantemente (en una organización cada día es diferente al otro). Por eso busca que la organización prevea y esté preparada para asumir los desafíos constantes que se le presenten.

Otra característica de una buena comunicación estratégica es que considera al ser humano como real e imperfecto, a la vez que relacional, dinámico y complejo.

Por esta razón se considera que si las estrategias son pensadas e implementadas por seres humanos dentro de una organización, hay que tener en cuenta las verdaderas motivaciones de las personas que las llevan a cabo.

Asimismo, hay que considerar que nuestros diversos públicos de interés también son seres humanos con estas características y por eso su comportamiento también es complejo.

Por otro lado, la comunicación estratégica sustituye el viejo concepto de la organización racional, jerárquica, funcionalista por otra sistémica, co-evolucionista, innovadora, conectiva, significativa y socialmente y ambientalmente responsable.

Es decir, con la comunicación estratégica las organizaciones han abierto paso a un cambio en sus estructuras y lo que buscan ahora es encajar con las verdaderas necesidades de los seres humanos y las de su entorno.

También, con la comunicación estratégica se busca escuchar y dialogar dentro y fuera de la organización. Se trata de ponerse en el lugar del otro, entender que existen distintas maneras de pensar y tratar de armonizarlas.

Otra característica importante de la comunicación estratégica es que esta debe ser capaz de crear en sus responsables la capacidad de innovar ante las emergencias de la organización.

Ya no se busca seguir con un guion establecido porque se entiende que la realidad cambia y los entornos no son certeros. Ya que existe la incertidumbre en todos los espacios, se tiene que crear la estrategia de la innovación ante los problemas que se presentan.

En suma, la estrategia está cada vez más ligada a la emergencia y a la experimentación.

Innovar es muy importante para el mundo empresarial y social, pero siempre se debe contar también con una correcta planificación.

En un entorno de cambio (dinamismo) acelerado, lo más importante no es tanto saber cuál es la estrategia correcta, sino cómo hacer evolucionar la estrategia para adaptarla, con rapidez y flexibilidad, a los requerimientos del momento.

Objetivos de la Comunicación Estratégica

La comunicación estratégica tiene como objetivo ejecutar acciones para convertir el vínculo de las organizaciones con su entorno cultural, social y político en una relación armoniosa y positiva desde el punto de vista de sus intereses y objetivos.

Es decir, se busca llegar a todos sus públicos de interés (externo e interno) de la mejor manera, facilitando el logro de sus metas y objetivos organizacionales.

El principal logro de la comunicación estratégica consiste en tener un mapa de referencia completo acerca de sí misma como organización, del contexto en que se mueve y de la interacción que existe y debe existir entre la empresa y su medio ambiente.

La comunicación puede contribuir a optimizar beneficios y recursos, lo que convierte a la comunicación en un proceso estratégico.

Niveles de la Comunicación Estratégica

La comunicación estratégica comprende cuatro niveles de acción:

Nivel estratégico

Es un nivel global de la organización donde se toma en cuenta a la estrategia general que llevará a concretar sus objetivos trazados. En este nivel de comunicación se conoce el estado real de la organización y se plantea hacia donde se quiere llegar.

Se basa la explotación del potencial que tienen la organización y sus colaboradores, centrándose en los resultados a largo plazo.

Nivel logístico

Permite orientar a la empresa en la producción y mantenimiento de todos los recursos necesarios para la consecución de los fines estratégicos comunicacionales. La logística asigna y proporciona.

Nivel Táctico

En este nivel se considera el mejor empleo de los recursos, así como también se detecta el momento más adecuado para su implementación.

Nivel Técnico

Se refiere a todas aquellas acciones que desde cada una de las estrategias serán llevadas a cabo.

Etapas de la Comunicación Estratégica

Muchos especialistas dividen el proceso de comunicación estratégica en varias etapas, pero coinciden en cuatro pasos básicos:

  1. Investigación y adición: En esta etapa se realiza un diagnóstico que sirve de base para el plan de comunicación. Permite conocer el estado de la organización, saber cuáles son sus necesidades en términos reales y definirlos estadísticamente.
  2. Planeación y programación: Es la etapa en la que se decide y propone la forma de solucionar el problema o de satisfacer la necesidad de comunicación encontrada. En esta etapa se planean y programan las estrategias que se llevarán a cabo y se presenta de la forma más completa posible (incluyendo recursos requeridos, presupuestos y formas de evaluación). Es importante que todo lo que se proponga realizar sea acorde a los recursos (humanos, materiales y económicos) con que cuenta la empresa, a su cultura y filosofía corporativas, y repercuta en el alcance de los objetivos corporativos.
  3. Implantación del plan estratégico de comunicación: Esta fase implica llevar a cabo lo planeado y aprobado, de la forma en que fue pensado y programado.
  4. Evaluación: En esta etapa se conoce qué tanto fueron aceptadas o rechazadas las estrategias planeadas, aprobadas e implantadas, y cuán efectivas o no resultaron.

Al brindar resultados, la etapa de evaluación sirve para comenzar de nuevo con el ciclo de la comunicación estratégica.

Por otro lado, la especialista en la materia, Gabriela Omalendi, recomienda 8 fases en un plan estratégico de comunicación:

  1. Análisis de la empresa.
  2. Estudios del sector (mercado y competencia).
  3. Objetivos espacio/temporales de la empresa.
  4. Destinatarios principales y sus necesidades de información.
  5. Planteamiento básico de la comunicación.
  6. Mix de comunicación (selección de medios).
  7. Calendario para todas las acciones.
  8. Presupuesto.

Como verás, existen infinidad de propuestas, pero todas coinciden en que un plan estratégico de comunicación debe ser un proceso pensado, continuo y evaluado para hacer los ajustes requeridos en el transcurso de su ejecución. Logrando que al final, se tenga una plena toma de decisiones correcta y adecuada para el éxito de cualquier logro en la organización.

Ejemplos de Comunicación Estratégica

Existen muchos casos de éxito de organizaciones no lucrativas así como empresas privadas que implementan la comunicación estratégica para cumplir sus objetivos.

Tal es el caso del banco BBVA que tenía la necesidad de recuperar la credibilidad de sus clientes actuales y potenciales, por lo que la entidad financiera puso en marcha acciones de branded content (contenido de calidad creado por una empresa). Crearon una serie online, así como un largometraje. Pero su principal apuesta y la de mayor éxito fue el naming de la liga de futbol española.

El nombre de la Liga BBVA ha logrado que la marca sea asociada a nivel mundial como una empresa de calidad, transparencia y profesionalismo.

Este es un claro ejemplo de cómo implementaron la comunicación estratégica trabajando en conjunto con las áreas de comunicación de la empresa, explotando su creatividad y articulándose con aliados.

¿Estás de acuerdo con la información brindada? Cuéntanos qué te parece en los comentarios.

Referencias

http://maridaliamaldonado.blogspot.com/2012/02/que-es-la-comunicacion-estrategica.html

https://editorialrazonypalabra.org/pdf/estrategica/NTE_book.pdf

https://www.youtube.com/watch?v=cILjJV0j2F0

https://www.gestiopolis.com/plan-de-comunicacion-estrategica/

http://www.lapress.org/manuales/manual-de-comunicacion-estrategica.pdf

https://marketing4ecommerce.mx/correcta-comunicacion-estrategica/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *