La Comunicación entre padres e hijos

Si tienes hijos probablemente este tema te interese demasiado. Yo aún no tengo hijos, pero he escuchado muchas veces que dicen que tener una buena comunicación con los hijos es un tanto difícil de lograr.

Antiguamente a esta comunicación se le asociaba con una comunicación autoritaria, aburrida y poco sincera, ya que mayormente los hijos les ocultaban secretos a los padres porque sabían que estos no los comprenderían o no aceptarían sus acciones.

Sí, como los tantos casos de La Rosa de Guadalupe.

Si quieres saber más sobre este tipo de comunicación, no te pierdas este artículo.

¿Qué es la comunicación entre padres e hijos?

La comunicación entre padres e hijos es un tipo de comunicación familiar que se da entre estos integrantes de un hogar.

Es importante señalar que la relación que los padres lleven con sus hijos influirá en su manera de comunicarse.

Actualmente, los padres están manteniendo relaciones más saludables y asertivas con sus hijos; ya sea en familias disfuncionales, monoparentales o en un hogar donde los padres mantengan una relación y vivan juntos.

Y es que con el paso del tiempo y de los avances de la psicología cada vez son más los jóvenes que se convierten en padres y piensan en brindarles la mejor experiencia de vida a sus herederos.

Por otro lado, algunos autores, como McCubbin, definen a la comunicación entre padres e hijos como una de las características propias de los patrones de funcionamiento familiar adecuado.

Es decir, que una buena comunicación entre padres e hijos hace que la familia y las relaciones en el interior del hogar funcionen adecuadamente.

Importancia de la comunicación entre padres e hijos

La buena comunicación es importante para fortalecer las relaciones humanas. Ya sea con tus amigos, tus compañeros del trabajo, tus compañeros de estudio y más si son seres tan cercanos como los integrantes de tu familia.

¿Por qué es importante la buena comunicación entre padres e hijos?

Muchos especialistas aseguran que una mayor apertura en la comunicación con los padres se relaciona con una mayor autoestima para los hijos, sobretodo en el ámbito familiar y académico.

En otras palabras, si la comunicación entre los progenitores y sus herederos es abierta (clara, sincera, horizontal, consejera) y presenta asertividad y respeto esto generará una buena autoestima en los menores.

Por el contrario, si la comunicación entre los padres e hijos es mala (autoritaria, despreocupada, lejana, engañosa) generará en los menores una baja autoestima y pocos valores que lo guíen en la vida.

Asimismo, recordemos que el rol que tiene la familia es el de formar a ciudadanos que beneficien a la sociedad. Si la comunicación entre padres e hijos es mala, este proceso de formación no será el adecuado.

Es por ello que investigadores del tema concluyen que la familia es un factor importante que determina si las personas mantienen valores socialmente aceptados o si, por el contrario, se desvirtúan y transitan por el camino de la desadaptación social que los conlleva a convertirse en delincuentes y violadores de las leyes.

Ya que no fueron formados ni guiados, no encuentran el sentido de pertenencia a la sociedad.

Comunicación entre padres e hijos adolescentes

No es un secreto que los seres humanos nos ponemos muy intensos cuando somos adolescentes. Los expertos aseguran que la adolescencia es una de las etapas en las que necesitamos mucha comprensión y paciencia por parte de nuestros padres.

Todos hemos escuchado frases como ‘mientras vivas en esta casa harás lo que yo te diga’ y hemos pensado otras como ‘mis padres no me escuchan’ o hemos dicho ‘siempre estás en contra de lo que yo digo’ cuando hemos sido adolescentes.

Según, Nano Lopez, coach educativo, la meta para los padres de hijos adolescentes debe ser escuchar, no discutir, comprender y aconsejarlos.

Además, detalla cuatro consejos para mejorar la comunicación:

  1. Los padres deben tomar en cuenta que escuchar verdaderamente a sus hijos no solo es oírlos, sino estar atentos a lo que dice y siente.
  2. Los padres no deben juzgar a los hijos. Sino estos no se sentirán en confianza con ellos y evitarán ser abiertos con lo que dicen y piensan.
  3. Los padres deben evitar discutir con sus hijos. Se deben respetar los espacios y tiempos para que se expresen sin interrumpirlos. Porque si no podrían pensar que los padres quieren demostrar poder sobre ellos.
  4. Los padres deben confirmar que lo que han comprendido es lo que verdaderamente quisieron decir y preguntarles si desean su consejo y ayuda desde su experiencia.

Problemas de comunicación entre padres e hijos

Los principales problemas de comunicación entre padres e hijos se dan debido a la falta de comunicación que presentan las familias, así como también porque los padres muchas veces asumen actitudes que desequilibran el bienestar de la interacción con sus hijos.

Por ejemplo, minimizar lo que significan ciertas situaciones para los hijos y no apoyarlos cuando tienen problemas con terceras personas, sino defender al contrario.

Otra de las actitudes que generan problemas en esta comunicación familiar es responder con sarcasmo o centrar la conversación entorno solo a lo que opinan los padres.

Estas situaciones muchas veces invalidan los sentimientos de los hijos, al igual que culparlos de los problemas familiares.

Por último, juzgar a los hijos u horrorizarse ante ciertas actitudes no contribuye a mantener un buen ambiente familiar.

Mala comunicación entre padres e hijos

Tener una mala comunicación entre padres e hijos es muy frecuente en las familias que poseen una mala relación entre sus integrantes.
En muchos casos la mala comunicación entre estos miembros de la familia trae como consecuencias la violencia doméstica tanto física como psicológica.

Falta de comunicación entre padres e hijos

El diálogo entre padres e hijos muchas veces se rompe o no existe. Esto se debe a que en ninguna otra estructura social hay diferencias tan notables entre sus integrantes. En la familia pueden convivir distintas generaciones desde bebés a ancianos, cuyas realidades son muy diferentes.

La falta de comunicación causa muchos malentendidos que se dan dentro de las familias. Si no existe una fuerte conexión entre los miembros de la familia se generan problemas de comunicación.

La falta de comunicación comienza con la aparición de algunos factores resultado del excesivo “individualismo” de los miembros o de los estilos para educar que utilizan los padres.

Causas de la falta de comunicación entre padres e hijos

– Falta de tiempo. Se presenta mayormente por priorizar otras actividades como el trabajo o los estudios. Actualmente el ritmo de vida es acelerado y además es frecuente observar que se le da mayor importancia a cosas triviales como las redes sociales, pasar tiempo en internet, ver series, entre otros.

-Falta de interés. Muchos padres afirman no tener tiempo para sus hijos, pero sí tienen tiempo para enfocarse en otras actividades. El poco interés que se tenga en pasar tiempo en familia es una de las principales causas de la falta de comunicación.

– Poca paciencia. Es otro factor que genera la falta de comunicación. Cuando surgen problemas familiares que hacen perder la paciencia se recurre a la forma más fácil para resolver la situación, ignorando al otro.

– La disciplina. Cuando los padres son autoritarios y no dejar expresar a sus hijos sus necesidades puede ser perjudicial para su relación familiar. Además, brindarles a los hijos demasiada libertad de elección, convirtiendo sus demandas en lo más importante, también puede serlo. Se debe buscar el equilibrio hacia una comunicación positiva.

Consecuencias de la falta de comunicación entre padres e hijos

La falta de comunicación entre estos miembros de la familia puede traer como consecuencias muchos problemas psicológicos en niños y adolescentes emocionalmente y en su comportamiento.

Posteriormente, estas consecuencias pueden extenderse a largo plazo, fuera de la familia, afectando otros ámbitos del individuo como su formación profesional, su vida laboral y otros entornos sociales, hasta para formar su propia familia.

Cuéntanos qué te pareció este artículo en los comentarios.

Referencias:

Cava, M. (2003). Comunicación Familiar y bienestar psicosocial en adolescentes [archivo PDF]. Recuperado de

https://www.uv.es/lisis/mjesus/encuentrosenpsico.pdf

https://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/conducta/como-responder-a-las-frases-de-los-adolescentes/

https://www.guiainfantil.com/articulos/familia/comunicacion/consecuencias-de-la-falta-de-comunicacion-entre-padres-e-hijos/

https://lamenteesmaravillosa.com/diez-errores-de-comunicacion-entre-padres-e-hijos/