Todo sobre Comunicación > Barreras de la Comunicación

Las barreras de la comunicación son una de la razones por las que los procesos comunicacionales fallan. En muchas ocasiones, el mensaje no es recibido exactamente de la manera en que el emisor pretende. Por lo tanto, es importante que el comunicador siempre busque una forma de verificar que su mensaje se haya entendido claramente o, dicho de otra forma, de superar estas barreras que impiden un flujo de información adecuado.

Existen muchas barreras en la comunicación y éstas pueden ocurrir en cualquier etapa del proceso. Estas pueden llevar a que nuestro mensaje se distorsione y, por lo tanto, se corra el riesgo de perder tiempo y/o dinero causando momentos de confusión y malentendidos. Una comunicación eficaz implica superar estas barreras y transmitir un mensaje claro y conciso.

Es importante recordar que hay diferencias entre hablar y comunicarse. Cuando hablamos, tendemos a erigir barreras que dificultan nuestra capacidad de comunicarnos. Algunas de las barreras de la comunicación durante la conversación (sea cotidiana o formal) incluyen:

  • Falta de atención, interés, distracciones o irrelevancia para el receptor.
  • Diferencias de percepción y punto de vista.
  • El uso de la jerga. Términos demasiado complicados, desconocidos y/o técnicos.
  • Diferencias lingüísticas y dificultad para comprender acentos desconocidos.
  • Las personas a menudo escuchan lo que esperan escuchar en lugar de lo que realmente se dice y llegan a conclusiones incorrectas.
  • Discapacidades físicas tales como problemas de audición o dificultades del habla.

De manera general, consideraremos el concepto de barreras de la comunicación como todos aquellos factores que impiden un adecuado flujo del mensaje comunicacional, distorsionándolo, alterándolo u obstaculizando su adecuada transmisión.

1. Tipos de barreras de la comunicación

Entre las barreras más comunes se encuentran las siguientes:

1.1. Barreras Físicas

Por lo general, la comunicación es más fácil a través de distancias cortas, puesto que se dispone de una mayor variedad de canales de comunicación y se necesita de menos tecnología. Aunque muchos dispositivos modernos nos permiten reducir el impacto de las barreras físicas, las ventajas y desventajas de cada canal de comunicación deben evaluarse de manera que se pueda utilizar un canal apropiado para un proceso comunicacional específico.

1.2. Barreras Semánticas o Linguísticas

El idioma y la habilidad lingüística pueden ser barreras para la comunicación. Sin embargo, incluso cuando uno se comunica en el mismo idioma, la terminología utilizada en un mensaje puede actuar como una barrera si no es completamente entendida por el receptor. Por ejemplo, un mensaje que incluya una gran cantidad de jerga y abreviaturas especializadas no será entendido por un receptor que no esté familiarizado con la terminología utilizada. Debemos recordar usar un lenguaje que pueda ser entendido por el receptor.

1.3. Barreras Psicológicas y Actitudinales

El estado psicológico del receptor influirá en cómo se recibe el mensaje. Por ejemplo, si alguien tiene preocupaciones personales y tiene mucho estrés, puede estar más preocupado por sus preocupaciones personales y no ser tan receptivo al mensaje como si estuviera en un estado de calma. El manejo del estrés es una habilidad personal importante que afecta nuestras relaciones interpersonales.

La ira es otro ejemplo de una barrera psicológica para la comunicación. Cuando estamos enojados es fácil decir cosas de las que luego nos arrepentimos y también malinterpretar lo que otros están diciendo. De manera más general, las personas con baja autoestima pueden ser menos asertivas y, por lo tanto, pueden no sentirse cómodas para comunicarse; pueden sentirse tímidas a la hora de decir lo que realmente sienten, o leer subtextos negativos en los mensajes que escuchan.

Las barreras actitudinales son comportamientos o percepciones que impiden que las personas se comuniquen efectivamente. Las barreras de actitud a la comunicación pueden ser el resultado de conflictos de personalidad, poco autocontrol, resistencia al cambio o falta de motivación. Los receptores eficaces deben siempre tratar de superar sus propias barreras de actitud para facilitar una comunicación eficaz.

1.4. Barreras Fisiológicas

Las barreras fisiológicas pueden resultar del estado físico del receptor. Por ejemplo, un receptor con audición reducida puede no captar la totalidad de una conversación hablada, especialmente si hay un ruido de fondo significativo.

1.5. Barreras Administrativas

Muchas empresas o instituciones pueden tener estructuras organizativas poco ordenadas o demasiado jerárquicas, lo que puede dificultar las comunicaciones. En este punto, también se consideran los sistemas de intercambio de información defectuosos, la falta de supervisión o formación de las personas implicadas, el filtrado de información confidencial, las brechas de comunicación entre jefes y empleados, entre otros.

2. ¿Cómo detectar las barreras en la comunicación?

En ciertas ocasiones, las barreras son sutiles y no tienen relación con aspectos como el tono de voz o el lenguaje verbal y no verbal. Lo que una persona omite, sus silencios y las frases inconclusas son indicadores que hay que tener siempre en cuenta. En caso de detectar barreras de este tipo, sólo existen dos opciones posibles:

  • Intentar clarificar el mensaje mediante preguntas sobre el proceso comunicacional.
  • Dirigir la conversación y guiarla según sea lo mejor para ambas partes.

que son las barreras de la comunicacion

 

3. Estrategias para evitar las barreras en la comunicación

La mayoría de las barreras mencionadas anteriormente pueden ser superadas por un comunicador especializado en el manejo de la cultura organizacional o el clima laboral de las organizaciones. A continuación, analizaremos algunas herramientas que pueden utilizarse para superar las barreras en las comunicaciones cotidianas.

3.1. Escuchar activamente

La escucha activa es una habilidad que se puede adquirir y desarrollar con la práctica. Sin embargo, esta habilidad puede ser difícil de dominar y, por lo tanto, tomará tiempo y paciencia. Escuchar “activamente” significa concentrarse plenamente en lo que se dice en lugar de limitarse a “escuchar” el mensaje del orador. La escucha activa implica escuchar con todos los sentidos. Además de prestar plena atención al orador, es importante que el “oyente activo” también sea “visto” para estar escuchando; de lo contrario, el orador puede llegar a la conclusión de que de lo que está hablando no le interesa al oyente.

Al proporcionar esta “retroalimentación”, la persona que habla se sentirá más a gusto y por lo tanto se comunicará más fácil, abierta y honestamente. Hay señales verbales y no verbales que transmiten la escucha activa. Los signos no verbales incluyen sonreír (si es apropiado), hacer contacto visual, asentir con la cabeza en los momentos apropiados y evitar distracciones. Estas señales no verbales transmiten el mensaje de que usted está interesado en lo que el orador tiene que decir, y que su atención está totalmente invertida. También puede ser útil ofrecer signos verbales de escucha activa. Reflexionar sobre algo que el orador ha dicho haciendo una pregunta aclaratoria es una manera estupenda de hacerlo.

3.2. Utilice un lenguaje sencillo

Es importante recordar a la audiencia a la que está hablando y utilizar un lenguaje que pueda entenderse fácilmente. Evite el uso de terminología o jerga especializada al hablar con personas que no pertenecen a su mismo sector profesional. La gente a menudo se siente intimidada por ese lenguaje y puede tener miedo de admitir que no entiende el mensaje que se está transmitiendo. Una herramienta importante a utilizar al hablar es hacer una pausa de vez en cuando y hacer preguntas para asegurarse de que su mensaje está siendo entendido como es debido. También puede permitir que el oyente haga preguntas para aclarar cualquier punto.

3.3. Brinda una retroalimentación constructiva

Recuerde que la retroalimentación es parte de la cadena de comunicación. Mientras que la retroalimentación que usted le da al orador/enviador puede ser ocasionalmente negativa, es importante que sea de naturaleza constructiva. La intención de la retroalimentación debe ser mejorar las habilidades del orador. Esto fortalecerá la relación interpersonal y mejorará las comunicaciones futuras.

4. Fuentes

http://www.retoricas.com/2009/05/barreras-la-comunicacion.html

http://comunicacionoralyescritatramoi.blogspot.com/p/la-comunicacion-las-barreras-de-la.html

http://www.academica.mx/blogs/barreras-la-comunicaci%C3%B3n

http://www.retoricas.com/2011/09/elementos-del-sistema-de-comunicacion.html

5. Vídeo recomendado


Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.