La Comunicación Grupal Foto por Helena Lopes en Unsplash

La Comunicación Grupal

La familia, los amigos, los equipos de trabajo, los comités y los equipos deportivos son una clara muestra de que nuestra vida diaria está rodeada de grupos.

Pero, ¿qué tan determinante son estos espacios en nuestra vida? Pues, tu calidad de vida depende en gran medida de los grupos a los que perteneces.

Gran parte del trabajo y muchas de las decisiones que dan forma al mundo dependen de las acciones que los grupos toman. Es por ello que el estudio de la comunicación grupal nos ayuda a comprender mejor cómo funcionan los grupos para influir en los individuos y la sociedad.

Definición de Comunicación Grupal

El término “comunicación grupal” se refiere a los mensajes que intercambian los miembros de un grupo.

Los mensajes, ya sean verbales o no verbales, son importantes para los grupos porque es a través del intercambio de mensajes que los miembros del grupo participan, mantienen la identidad del grupo, determinan las metas, motivan la participación y hacen las muchas cosas que mantienen al grupo intacto.

Por ejemplo, un equipo de fútbol puede ser considerado como un grupo, pero uno no esperaría que existiera un equipo de fútbol o que compitiera con otros equipos de fútbol sin intercambiar mensajes. ¿Cómo compartirían los miembros del equipo la información sobre el plan de juego? ¿Cómo tomarían decisiones colectivas al ejecutar el plan de juego? ¿Cómo construirán los miembros las relaciones que ayuden a cada miembro a comprender en quién confiar en los momentos críticos de un juego? ¿Cómo crearían los miembros el espíritu de equipo que motiva a cada miembro a jugar su mejor juego posible?

Examinar la comunicación de grupo es fundamental para entender a los grupos. Los mensajes que intercambian los miembros del grupo demuestran la naturaleza del grupo y si el grupo es un grupo social o un grupo de tareas. Los mensajes también revelan las funciones que desempeñan los miembros específicos de un grupo.

Imagínese una familia tratando de decidir qué hacer durante las dos semanas del verano, cuando todos los miembros de la familia son libres de hacer algo como familia. ¿Deberían ir de vacaciones, quedarse en casa y relajarse, pintar la casa o hacer algunas fiestas con familiares y amigos?

Los tipos de mensajes que se intercambian y la manera en que se intercambian pueden utilizarse para describir características del grupo tales como la estructura de la familia, quién tiene el control y la identidad colectiva del grupo. Sin embargo, los mensajes son más que una simple señal de lo que es el grupo.

La comunicación grupal es importante porque es a través de los mensajes que los grupos toman decisiones, manejan los conflictos y construyen la relación que es necesaria para mantener al grupo en marcha en circunstancias difíciles. El intercambio de mensajes determina lo que el grupo será y lo que el grupo puede lograr.

La Comunicación Grupal según autores

Algunos de los académicos que han trabajado en el área de comunicación grupal son Kurt Lewin, Solomon Asch, B. Aubrey Fisher y M. Scott Poole.

Además de impulsar el campo de la dinámica de grupo, los esfuerzos de Lewin contribuyeron al desarrollo de métodos y técnicas para mejorar la discusión grupal.

Asch fue líder en el estudio del cumplimiento y desarrolló métodos novedosos para mostrar cómo los grupos influyen en la conformidad individual con el grupo.

Fisher desarrolló una visión interactiva de la comunicación de grupo y un modelo de fase de los procesos de decisión de grupo y de emergencia de liderazgo.

Poole, uno de los líderes contemporáneos en el estudio de grupos, ha desarrollado la teoría de la estructuración, una visión innovadora de la comunicación de grupo. También ha sido pionero en la investigación de la comunicación sobre el uso de la tecnología para apoyar la toma de decisiones en grupo.

Características de la Comunicación Grupal

La comunicación grupal posee las siguientes características:

  1. Posee un tamaño determinado. Aunque los investigadores de grupos no están de acuerdo sobre cuántos miembros equivalen exactamente a un grupo (Bertcher & Maple, 1996; Shaw, 1981; Simmel, 1902), el consenso general es que para que exista un grupo pequeño, debe tener un mínimo de 3 miembros y no más de 15 miembros (Socha, 1997). John Cragan y David Wright (1999), dos prominentes investigadores en el campo de la comunicación grupal, identificaron el tamaño ideal de un grupo pequeño de cinco a siete miembros. Independientemente del número de miembros de un grupo, es importante tener en cuenta que todos los miembros tienen influencia unos sobre otros.
  2. Existe interdependencia. El concepto de interdependencia está más estrechamente asociado con la teoría de sistemas, que establece que todas las partes de un sistema trabajan juntas para adaptarse a su entorno. Debido a que las partes están vinculadas entre sí, un cambio en una parte afecta, de alguna manera, a las otras partes. El proceso por el cual un cambio en una parte afecta a las otras partes se llama interdependencia. En un grupo, la interdependencia ocurre cuando los miembros coordinan sus esfuerzos para cumplir su tarea. Cuando algo le sucede o afecta a un miembro del grupo, afectará al resto de los miembros del grupo, es decir, la interdependencia significa que el comportamiento de cualquier miembro del grupo influye tanto en los comportamientos de tareas de los miembros del grupo como en sus comportamientos relacionales (Bertcher, 1994). Además, la interdependencia explica por qué un grupo puede lograr algo colectivamente que los miembros individuales no pueden lograr solos (Henman, 2003). La interdependencia es una característica vital de un grupo pequeño y no debe ser confundido con la independencia (es decir, los miembros del grupo pueden trabajar sin tener nunca un efecto sobre los demás) o dependencia (es decir, los miembros del grupo no pueden funcionar sin estar en presencia del otro). Más bien, es importante considerar que la interdependencia de un grupo en última instancia tendrá un impacto en la forma en que el grupo cumple con su tarea (a veces denominada actividad o meta)
  3. Se objetivan tareas. Sin una tarea, un grupo carece de razón de existir. Una tarea se define como una actividad cuya finalización depende de la aceptación de los miembros (Fisher, 1971). Según Ira Steiner (1972), los grupos se enfrentan a tareas aditivas y tareas conjuntivas. Un tarea aditiva hace un llamado a los miembros del grupo para que trabajen de manera independiente sobre una tarea o un aspecto de una tarea. Una vez que todos los miembros del grupo han completado sus tareas individuales, luego pueden combinar sus esfuerzos para crear un producto final. Por su lado, la tarea conjuntiva requiere que los miembros del grupo coordinen sus esfuerzos. En lugar de trabajar individualmente, los miembros del grupo trabajan colectivamente para crear un producto final. Este caso requiere interdependencia desde el momento en que se realiza una tarea hasta el momento de su realización.

Funciones de la Comunicación Grupal

Incluso con los desafíos que todos hemos enfrentado como miembros de diversos grupos, seguimos buscando y deseando ser parte de ellos. En algunos casos, nos unimos a un grupo porque necesitamos un servicio o acceso a la información. También, podemos sentirnos atraídos por un grupo porque admiramos al grupo o a sus miembros.

Seamos o no conscientes de ello, nuestras identidades y autoconceptos se construyen sobre los grupos con los que nos identificamos. Entonces, ¿qué funciones cumplen los grupos en nuestra vida?

Los grupos satisfacen las necesidades instrumentales

Los grupos han servido durante mucho tiempo para satisfacer las necesidades instrumentales de las personas, ayudando con los elementos más básicos de supervivencia desde que los humanos antiguos evolucionaron por primera vez. Los grupos ayudaron a los seres humanos a sobrevivir proporcionando seguridad y protección a través de un mayor número de personas y el acceso a los recursos.

Hoy en día, los grupos rara vez son un asunto de vida o muerte, pero siguen desempeñando importantes funciones instrumentales. Los sindicatos, por ejemplo, aunan esfuerzos y recursos para lograr seguridad material en forma de aumentos salariales y beneficios de salud para sus miembros, lo que los protege al proporcionarles un medio de vida estable y confiable.

Los miembros individuales del grupo también deben trabajar para asegurar las necesidades instrumentales del grupo, creando una relación recíproca. Los miembros de los sindicatos pagan cuotas que ayudan a apoyar los esfuerzos del grupo.

Algunos grupos también satisfacen nuestras necesidades de información. Aunque no proporcionen recursos materiales, enriquecen nuestros conocimientos o proporcionan información que podemos utilizar para satisfacer nuestras propias necesidades instrumentales.

Muchos grupos también proporcionan referencias a recursos u ofrecen asesoramiento. Por ejemplo, se han formado varios grupos de protección al consumidor y de defensa para ofrecer referencias a personas que han sido víctimas de prácticas comerciales fraudulentas. Ya sea que un grupo se forme para proporcionar servicios a los miembros que de otra manera no podrían obtener, abogar por cambios que afectarán las vidas de los miembros, o proporcionar información, muchos grupos satisfacen algún tipo de necesidad instrumental.

Los grupos satisfacen las necesidades interpersonales

Ser miembro de un grupo satisface necesidades interpersonales al darnos acceso a la inclusión, el control y el apoyo.

En términos de inclusión, las personas tienen un impulso fundamental para formar parte de un grupo y para crear y mantener vínculos sociales. Como hemos aprendido, los humanos siempre han vivido y trabajado en pequeños grupos. Los grupos familiares y de amistad, los grupos de interés compartido y los grupos de actividades nos proporcionan un sentido de pertenencia y de estar incluidos en un grupo.

Las personas también se unen a los grupos porque quieren tener algún control sobre un proceso de toma de decisiones o para influir en el resultado de un grupo. Ser parte de un grupo permite que las personas compartan opiniones e influyan en los demás. Por el contrario, algunas personas se unen a un grupo para ser controladas, porque no quieren ser las únicas que toman decisiones o lideren, y en su lugar quieren que se les dé un rol a seguir.

Así como entramos en relaciones interpersonales porque nos gusta alguien, ingresamos a un grupo cuando nos sentimos atraídos por él y/o sus miembros. Los grupos también proporcionan apoyo a los demás de manera que complementan el apoyo que recibimos de otras personas importantes en las relaciones interpersonales. Algunos grupos, como los grupos de terapia para sobrevivientes de asalto sexual o grupos de apoyo para personas con cáncer, existen principalmente para proporcionar apoyo emocional. Aunque estos grupos también pueden satisfacer necesidades instrumentales a través de conexiones y referencias a recursos, satisfacen la necesidad interpersonal de pertenencia que es una necesidad humana central.

Los grupos satisfacen las necesidades de identidad

Nuestras afiliaciones son bloques de construcción de nuestras identidades, porque la pertenencia a un grupo nos permite utilizar grupos de referencia para la comparación social, en pocas palabras, identificándonos con algunos grupos y características y separándonos de otros.

Algunas personas se unen a grupos para afiliarse con personas que comparten características similares o deseables en términos de creencias, actitudes, valores o identidades culturales.

Por ejemplo, las personas pueden unirse a la Organización Nacional para la Mujer porque quieren afiliarse con otras personas que apoyan los derechos de la mujer o con un capítulo local de la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP) porque quieren afiliarse con afroamericanos, personas preocupadas por los derechos civiles, o una combinación de ambos.

Los miembros de los grupos varían en términos de cuánto afectan nuestra identidad, ya que algunos son más prominentes que otros en varios momentos de nuestras vidas. Mientras que los grupos religiosos en su conjunto son demasiado grandes para ser considerados grupos pequeños, el trabajo que la gente hace como parte de una comunidad religiosa -como líder laico, diácono, miembro de un grupo de oración o de un comité- puede tener lazos profundos con la identidad de una persona.

Importancia de la Comunicación Grupal

La investigación sobre la comunicación grupal, por lo general, es contraria al sentido común. Por ejemplo, se cree que más comunicación es mejor. Sin embargo, algunas investigaciones indican que la discusión grupal conduce a la polarización de opiniones; es decir, las decisiones grupales tienden a ser más cautelosas o más riesgosas después de la discusión grupal de una opción.

Esto ocurre porque los miembros del grupo quieren aparentar ser correctos, lo que les lleva a exagerar sus posiciones en la dirección que el grupo favorece. Los cambios hacia decisiones más arriesgadas o cautelosas también ocurren porque los miembros del grupo tienden a presentar más argumentos que apoyan la dirección que el grupo favorece.

Por lo tanto, más comunicación, en principio, no es mejor que menos comunicación. El objetivo de estudiar la comunicación grupal es proporcionar una visión de los aspectos a veces ocultos de los grupos.

El estudio de la comunicación grupal puede revelar por qué se toman decisiones particulares y otras no. Uno podría creer, por ejemplo, que las personas son individuos que toman sus propias decisiones basadas en creencias y valores personales. Sin embargo, los estudios sobre cosas tan diversas como la forma en que la gente elige a los candidatos a cargos electos o la forma en que la gente elige qué tecnología adoptar muestran que los individuos son muy susceptibles a la influencia de los líderes de opinión en los grupos pequeños más importantes a los que pertenecen. De hecho, las formas en que los individuos expresan su identidad personal a menudo están íntimamente ligadas a lo que sus grupos pares consideran que está de moda en ese momento.

El estudio de la comunicación grupal refina, y a menudo cambia, las creencias cotidianas sobre cómo funcionan los grupos. Es un campo de estudio importante porque permite una mejor comprensión de cómo los grupos cooperan, toman decisiones, influyen en sus miembros y logran sus objetivos.

Técnicas de Comunicación Grupal

Una aplicación relevante de la comunicación grupal son las técnicas de la comunicación grupal. Si te interesa más este tema, por favor ingresa al siguiente enlace (en desarrollo).

Ejemplos de la Comunicación Grupal

En nuestra vida cotidiana existen muchos ejemplos de comunicación grupal. Por ejemplo, las conferencias, reuniones, discusiones grupales, juntas directivas son algunos tipos.

Los deportes son un gran ejemplo de comunicación en grupo. Aquí hay algunos deportes populares donde la comunicación dentro del equipo es esencial para el resultado del partido: baloncesto, tenis doble, fútbol, rugby, hockey, entre otros.

Por último, las reuniones familiares y las salidas con amigos también son buenos ejemplos de comunicación grupal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *