¿Cómo calcular tu costo por hora como comunicador?

¿Cómo calcular tu costo por hora como comunicador?

Armando tenía una pequeña agencia donde ofrecía diseño de logos a un precio de $100 dólares por logo. Cada uno le tomaba unas 4 horas y solía tener en promedio 7 clientes por mes. ¿Cuánto ganaba al mes? Un aproximado de $700 dólares. Y solo tenía que trabajar el equivalente a una semana entera como part-time.

Imagínatelo. Se levantaba a las 10am, trabajaba hasta las 1 o 2pm y tenía toda la tarde para hacer lo que quería. Y lo mejor venía después: las tres semanas siguientes las tenía totalmente libres.

Conseguir estos clientes no era fácil, la demanda bajaba progresivamente y finalmente terminó por buscar un trabajo en alguna agencia.

Como diseñador le ofrecieron pagarle $700 por mes por trabajar 8 horas al día de lunes a viernes. Trabajaba entre 4 y 5 veces más que antes y ganaba exactamente el mismo sueldo (aunque con algunas prestaciones sociales).

Si antes ganaba $20 dólares por hora (un logo de $100 dólares que le tomaba 4 horas + 1 hora para coordinar con el cliente), ahora ganaba $4.3 dólares la hora ($700 dólares entre 160 horas de trabajo al mes).

El riesgo y la estabilidad como factores en el costo por hora

En una contratación por varios meses, la empresa le dice implícitamente al trabajador: «No te preocupes por tener que buscar clientes. Yo lo hago. Tampoco tus pagos serán retrasados si el cliente no paga. Yo lo asumo. También despreocúpate por el tema legal, contable y administrativo. Lo tengo cubierto. Adicionalmente, tendrás a un jefe o supervisor que será responsable de que cumplas con tus actividades en el tiempo y calidad establecidos. A cambio de una estabilidad laboral por 6 meses, estimamos tu costo por hora en $4.3».

Como dirían el viejo dicho: «Quién más arriesga, más gana«.

A cambio del asumir riesgos y costos en todas estas áreas del negocio, el trabajador ha reducido su costo de hora entre 4 y 5 veces lo que normalmente cobraría.

¿Qué ocurriría si el trabajador decidiese trabajar como freelance y asumir los costos y riesgos de gestionar clientes, pagos y temas legales, tributarios y administrativos (costos y riesgos de operación, digámosle)?

Ocurriría que su costo por hora volvería a $20/hora.

Los costos y riesgos de operación son altamente variables cuando trabajas como freelance. Hay clientes que pagan puntualmente, que son fáciles de conseguir y que respetan lo acordado, y otros que son morosos y que no cumplen lo establecido.

Una fórmula sencilla: de 2 a 5 veces tu costo por hora como dependiente

Si ganas $5 dólares la hora como trabajador formal de una empresa ($800 dólares al mes, aproximadamente), tu costo por hora como independiente puedes colocarlo en $10 dólares como precio base.

Dependiendo de tu grado de especialización, del tipo de proyecto o de la confianza con tu cliente este precio varía. Por ejemplo, si te has enfocado en el sector inmobiliario, el proyecto es bastante grande y has sido recomendado, tu costo por hora propuesto puede ser 4 o 5 veces mayor.

Al ser especialista, tienes mayor experiencia y puedes cobrar más por ello. Los proyectos grandes de empresas consolidadas suelen manejar presupuestos más altos debido a que buscan un trabajo completo y serio. Por último, la recomendación de contactos tuyos aumenta el valor de tu trabajo (muchas empresas suelen preferir a personas y empresas de confianza, para mitigar riesgos principalmente).

En cambio, y lo menciono por experiencia, trabajar en tareas o proyectos sobre los que conoces poco o para empresas demasiado pequeñas puede traer sobrecostos inesperados (necesidad de asesoría, demasiados cambios, retrasos en pagos).

El mercado y la competencia

Ante una oferta profesional tan amplia, es necesario considerar dos puntos: 1) la tendencia general nos lleva a competir por precio y 2) las empresas buscan comunicadores y marketeros que generen resultados (de nada les sirve alguien barato que no cumple con los objetivos).

Una amplia competencia genera diversas lecturas: no es suficiente crear contenidos que nadie vea, no es relevante un diseño bonito, ni mucho menos es válido no generar resultados. Ante un mercado competido, lo consecuente es mejorar uno mismo, educarse y crecer profesionalmente.

¿Es malo baratear el trabajo? Sí, un cliente que no valora tu trabajo puede traerte problemas. Si el trabajo sale mal, vas a tener que destinar más recursos para solucionarlo. Si sale bien, te reconocerá como un buen proveedor que cobra poco. Podría ser positivo como experiencia, pero aún así conlleva a riesgos.

Puedes optar por algunas alternativas: voluntariado, asistencia a profesionales con experiencia, empezar por trabajos independientes que realmente dominas, entre otros.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.