La Comunicación Asertiva

Autor(a): Rodrigo Melgarejo


Con el crecimiento de las organizaciones y el auge de la globalización, es evidente que existe una mayor necesidad de reflexionar sobre cómo se están llevando a cabo los procesos comunicacionales dentro de los diferentes espacios e instituciones que conforman nuestra sociedad. Y si nos enfocamos en el extenso campo de la Comunicación Interna, encontraremos que una forma de comunicación, en particular, es esencial para la construcción de buenas relaciones tanto a nivel de familias, como de escuelas y organizaciones grandes: nos referimos a la Comunicación Asertiva.

Desde Todo sobre Comunicación te presentamos este artículo en el cual presentaremos el concepto de Comunicación Asertiva, así como su definición según destacados autores y referente.

1. Definición: ¿Qué es la Comunicación Asertiva?

A partir de la revisión bibliográfica de autores que han escrito sobre este tema, hemos determinado el siguiente concepto:

La Comunicación Asertiva es un estilo de comunicación en el que las personas expresan sus opiniones, puntos de vista, problemas, necesidades, quejas, entre otros, de una forma en la cual se prioriza el respeto hacia el otro, de manera clara y firme.

También se le considera como la habilidad de expresas ideas y emociones positivas y negativas de una forma abierta, honesta y directa.

Esto nos permite tomar responsabilidad sobre nosotros mismos y nuestras acciones sin juzgar o quejarnos de terceros. Este estilo de comunicación nos permite confrontaciones constructivas, así como el encontrar soluciones que satisfagan a cada una de las partes en un conflicto.

También, se le considera como la capacidad de expresar ideas y sentimientos positivos y negativos de una manera abierta, honesta y directa.

Este tipo de comunciación se caracteriza porque:

  • Reconoce nuestros derechos sin dejar de respetar los derechos de los demás.
  • Nos permite asumir la responsabilidad de nosotros mismos y de nuestras acciones sin juzgar o culpar a otras personas.
  • Y nos permite confrontarnos de manera constructiva y encontrar una solución mutuamente satisfactoria cuando existe un conflicto.

Por otro lado, la comunicación asertiva definitivamente no es un estilo de vida. Tampoco es una garantía de que usted obtendrá lo que quiere. No es un estilo aceptable de comunicación con todo el mundo, pero al menos no es agresivo.

2. Según autores

A continuación, se presentará lo que es la comunicación asertiva según diversos autores:

Casadiego, Martínez, Riatiga y Vergara (2015) sostienen que:

“La comunicación asertiva como habilidad social de relación es una forma de expresión consciente, mediante la cual se manifiestan las ideas, deseos, opiniones, sentimientos o derechos de forma congruente, clara, directa, equilibrada, honesta y respetuosa, sin la intención de herir o perjudicar, y actuando desde una perspectiva de autoconfianza”.

De acuerdo a Ezequiel Ponce,

“la Comunicación Asertiva no sólo nos permite responder a los ataques verbales, a la burla, a la agresión y a la manipulación en general, sino que además nos permite mejorar la calidad de nuestras relaciones laborales y personales. Sin lugar a dudas, quienes se comunican asertivamente muestran una gran madurez emocional.”

Por último, según la Universidad de Saskatchewan:

“La comunicación asertiva se caracteriza por la capacidad de escuchar la perspectiva de los demás. y expresarse honesta y respetuosamente. Implica expresar claramente peticiones o ideas y con confianza, sin sentirme culpable ni disculparme. Los comunicadores asertivos son autoconsciente (es decir, conocer sus propios sentimientos, metas, etc.), responsable (por sus propios pensamientos), comportamiento, etc.) y honestos (es decir, proporcionar mensajes verbales y no verbales consistentes)”.

3. Características de la Comunicación Asertiva

¿Te has preguntado qué características tiene la Comunicación Asertiva? O, ¿en qué se diferencia frente a otros estilos de comunicación? Si bien este estilo de comunicación puede tener mucho en común con categorías como laComunicación Enfática y la Comunicación Efectiva, en Todo sobre Comunicación hemos seleccionado las seis principales características de la Comunicación Asertiva que la distinguen de otros conceptos.

  1. Contacto visual: Se demuestra interés y sinceridad en la mirada. El emisor mira a los ojos de la persona a la cual quieres trasmitir el mensaje, pero sin causar intimidación.

  2. Postura corporal: El lenguaje corporal congruente mejora el significado del mensaje. La comunicación no verbal del emisor (gestos, posiciones de manos, postura corporal) es coherente con el mensaje que quiere transmitir.

  3. Gestos: Los gestos apropiados ayudan a añadir énfasis, o a enfatizar actitudes. Una buena Comunicación Asertiva se caracteriza porque sus interlocutores manejan muy bien los gestos para guiar la conversación. Una moderada sonrisa y mantener las manos abiertas (para expresar receptividad) también son recomendables.

  4. Voz: Un tono bien modulado es más convincente y aceptable, y no intimida. La voz es clara, fluida y sincera, sin titubeos y relajada, pero firme y segura.

  5. Oportunidad: El emisor utiliza su juicio para maximizar la receptividad y el impacto del mensaje. Siempre evalúa la comunicación no verbal del receptor para identificar puntos de interés, aspectos que le incomodan en el discurso o incluso su propensión a seguir escuchando más sobre el mensaje.

  6. Contenido: Cómo, dónde y cuándo eliges comentar es probablemente más importante de lo que dices. Mantente atento al estado emocional de la otra persona, si ha tenido un mal día, si lo abordas en medio de una jornada ardua de trabajo, o saliendo del trabajo es probable que recibas una respuesta negativa.

A manera de resumen, la Comunicación Asertiva se caracteriza porque existe un adecuado contacto visual entre los interlocutores, su postura corporal es congruente y expresa apertura y receptividad, los gestos guían la conversación, la voz es clara y fluida, ambas partes procuran mejorar la receptividad del mensaje y el contexto de la comunicación es el indicado.

4. Importancia de la Comunicación Asertiva

Si alguna vez te has preguntado cuál es la importancia de la Comunicación Asertiva y por qué debes aplicarla en tu familia, escuela, trabajo o en tus relaciones sentimentales, aquí te damos siete razones por las cuáles es importante y beneficioso aplicar este estilo de comunicación en tu vida diaria.

  1. En primer lugar, la Comunicación Asertiva es importante porque puede ayudar a minimizar los conflictos y las discusiones. Al ser claros y directos con lo que queremos, es más probable poder llegar a un acuerdo con los demás. Mientras seas respetuoso y no afectes los derechos de los demás, entonces puedes decir o hacer lo que requieras.

  2. Por otro lado,ayuda a controlar la angustia y el estrés, además de que reduce la ansiedad. Muchas veces una mala comunicación con los demás nos puede generar diversas emociones negativas (rencor, remordimiento, frustración, ira, enojo, entre otros), lo que puede derivar en estados anímicos contraproducentes para nuestra salud.

  3. También, permite que se construyan mejores relaciones con tus amigos, familiares y terceros. Las personas asertivas pueden criticar lo que las personas hacen, pero no quienes son. También debes tener en cuenta que no puedes controlar el comportamiento de las personas. Solo puedes controlarte a ti mismo y a tu propia conducta, por lo que debes hacer lo mejor por mantenerte calmado por si la situación se torna tensa.

  4. Su importancia, en otro ámbito, también reside en que incrementa el rendimiento del personal, los equipos y las organizaciones. Usar un lenguaje positivo y constructivo es esencial para ello. La clave para tener mejores empleados es empoderarlos para que encuentren la mejor solución a los problemas diarios que se presenten.

  5. De forma similar al punto anterior, la Comunicación Asertivamejora la productividad en el trabajo y nos ayuda a alcanzar nuestras metas. Recuerda ser abierto a las críticas y las sugerencias, pero al mismo tiempo no es válido que alteres necesidades y deseos de acuerdo a las opiniones de los demás. Sé tú mismo.

  6. Al mismo tiempo, este estilo de comunicación contribuye a la buena toma de decisiones en nuestra vida. Ten en cuenta que cuando quieras decir “No” a algo a lo que no estás obligado a hacer, debes decirlo de forma firme y clara. En lo posible, intenta encontrar una posible solución que beneficie a ambas partes.

  7. Por último, nos ayuda a sentirnos bien con nosotros mismos y con los demás, por lo que aumenta nuestra autoestima. Recuerda, no eres mejor ni peor que nadie, tienes el mismo valor que cualquiera, y mereces ser tratado con dignidad y respeto.

Algunas recomendaciones adicionales:

– La asertividad en la comunicación no garantiza que obtendrás lo que quieras o necesitas. No es un estilo de comunicación que funciona con todo el mundo y, de hecho, muchas personas lo podrían tomar a mal. Sin embargo, es una opción muy buena para diversos contextos y espacios.

– De manera general, la Comunicación Asertiva implica el cambio de viejos patrones de conducta a formas más positivas y constructivas de comunicación, sea para individuos u organizaciones. Ten por seguro que mejorar tus respuestas ante otros puede ser estimulante y muy productivo.

– La asertividad se basa en el balance. Debes considerar tus aspiraciones y necesidades tomando en cuenta los derechos, necesidades y aspiraciones de los otros. Al pensar en los intereses de ambas partes, puedes realizar propuestas más firmes, viables y sostenidas en la empatía.

Finalmente, si trabajas en alguna organización que sigue modelos administrativos antiguos que omiten la importancia y los beneficios de la Comunicación Asertiva, estamos seguros de que compartirles este artículo puede ser el primer paso para conseguir importantes cambios organizacionales. Desde Todo sobre Comunicación esperamos que este artículo les haya servido para entender un poco más sobre el amplio mundo de la Comunicación Asertiva, y te invitamos a seguir visitándonos en nuestro sitio web

4. Relación con otros conceptos

Comunicación Asertiva y Liderazgo

Comunicación Asertiva y Comunicación Empática

Comunicación Asertiva y Trabajo en Equipo

Comunicación Asertiva y Resolución de Conflictos

5. Espacios para la Comunicación Asertiva

La Comunicación Asertiva en la escuela y en el aula

La Comunicación Asertiva en el trabajo y en el ámbito laboral

La Comunicación Asertiva con la pareja

6. ¿Cómo aplicar la Comunicación Asertiva en la vida diaria?

Si ya conoces lo básico de la Comunicación Asertiva, así como su importancia y beneficios, sus características y cómo se presenta en la vida real, a modo de práctica, te sugerimos realices las siguientes actividades para mejorar este estilo de comunicación en tu espacio de trabajo, en tu familia, o incluso junto a tu pareja.

¿Expresas tu ira o molestia adecuadamente? ¿Ofrece de forma acertada sus opiniones cuando piensas o te sientes diferente de los demás? ¿Puedes decir “no” cuando no quieres hacer algo? Si has tenido algún problema o complicación en una de estas situaciones, desde Todo sobre Comunicación te traemos algunas recomendaciones dinámicas para que apliques la Comunicación Asertiva en tu vida diaria, sea un niño, joven o adulto.

  • Reconoce situaciones en las que eres incapaz de expresar tu opinión o en las que han tomado ventaja de ti, o cuando has sido agresivo. Una vez que reconozcas tus patrones de respuesta, piensa en una respuesta efectiva, táctica y justa a una situación específica. Luego, empieza a reaccionar en situaciones levemente tensas. Por ejemplo, comienza hablando en una reunión de grupo y continúa expresándote en situaciones más difíciles como negociar con tu jefe (sobre un posible aumento o sobre un ajuste en tus jornadas laborales).

  • Observa cómo tu lenguaje corporal está reiterando tu comunicación. Esto es sumamente importante. Las claves no verbales de la comunicación asertiva son “el contacto visual, la postura corporal no intimidante, los gestos apropiados, una voz bien modulada y con un buen ritmo, lo cual maximizará el impacto de tus mensajes”. Dos buenas prácticas son grabarte a ti mismo mientras hablas y, también, pedir retroalimentación a amigos y familiares.

  • Hay algunos gestos, posturas y otros aspectos del lenguaje corporal que debes tener en cuenta. Estos son:

    1. Los brazos deben estar a los lados y las piernas ligeramente abiertas.
    2. Mantén un contacto visual firme, pero respetuoso durante todas tus conversaciones.
    3. Evita las “muletillas” o rellenos verbales como “um” y “err”.
    4. Una ligera sonrisa puede ayudarte a mantener la calidez de la conversación. En situaciones serias o algo problemáticas, puedes tener una expresión facial neutral.
    5. Sé consciente de tu espacio personal. La proximidad física es importante. En ocasiones formales mantén tu distancia, mientras que con tu pareja, familiares o amigos cercanos puedes acortas el espacio.
  • En una situación crítica en la que eres consciente de que tienes que hablar, anota lo que quieres decir, ya sea en tu cabeza o en una hoja de papel, y empieza a construir la coherencia de tu discurso. Verás que hablar es muy diferente de solo pensar, ya que lo que está claro en su cabeza puede no estar claro cuando hablas.

  • Por otro lado, en tu búsqueda de ser más asertivo, el “no” es tu mejor amigo. Empieza a decir “no” más a menudo. ¿Una solicitud entra en conflicto con un límite personal? Di que no. ¿Horario ya lleno? Diga: “No, gracias”. No tienes que ser arrogante o prepotente cuando lo haces. Es posible ser determinado y resuelto mientras eres considerado. Al principio, decir que no puede ponerte muy ansioso, pero al final llegará a sentirse bien, y realmente será bastante liberador.

  • Y recuerda, la práctica y la disciplina constante son esenciales para lograr una buena Comunicación Asertiva. Practica frente a un espejo, sea en voz alta o hazlo en la cabeza, y ponte cómodo con el uso del lenguaje asertivo y los gestos. Una vez que te sientas cómodo usando este lenguaje contigo mismo, prueba a usarlo con un amigo. Es fácil ser asertivo en la cabeza, pero ponerse cómodo con el uso del lenguaje asertivo puede tomar algún tiempo.

7. Conclusiones

A modo de conclusión final, es importante mencionar que la Comunicación Asertiva es un aspecto que, por lo general, es pasado por alto en la mayoría de las organizaciones, sea por cuestiones de tiempo o porque simplemente estamos acostumbrados a determinados estilos de interrelación en el trabajo o en la familia. Ante ello, te presentamos algunas reflexiones:

  • Especifica que “tú” eres el emisor del mensaje. Por ejemplo, en lugar de decir “Eres muy molesto”, puedes decir: “Cuando entregas tus trabajos a último minuto, me haces sentir algo molesto”. De esta forma evitas el daño que podría causar ciertos mensajes al situarlo en contextos específicos.
  • Describe, no juzgues. Nuestro ego puede distanciarnos de las personas, a la vez que son nocivos para una adecuada comunicación. En lugar de juzgar a alguien, como decir: “Él es poco preparado para el puesto”, puedes afirmar: “Él se demora mucho en ciertas tareas que debería manejar sin problema”.
  • Ser específico y no generalizar. Es común tener el error de que hay situaciones que suceden “siempre” o “nunca”. Al especificar los hechos, podemos encontrar que las cosas no son tan graves como creíamos. Por ejemplo, en lugar de decir: “Ella siempre llega tarde”, puedes decir: “Ella suele venir con algunos minutos de retraso al trabajo, entre una y dos veces a la semana”.
  • Practica tu asertividad pidiendo ayuda. Muchas veces dudamos en pedir ayuda por la posibilidad de que nos rechacen o nos “miren mal”. Sin embargo, esta es una de las mejores formas para saber cómo ser asertivo con los demás. Pregúntale si anteriormente la persona a la que vas a pedir algún tipo de soporte te ha dicho que te lo daría sin problema. Luego, enfoca muy bien tu pregunta, no puede ser muy genérica. No le des muchas vueltas al asunto, intenta ser directo, pero a la vez respetuoso y amable. Hazte la pregunta a tu mismo y reflexiona sobre qué es lo que posiblemente te incomoda de esa pregunta y cómo la responderías.